Natixis IM recomienda una cartera diversificada en un momento en el que “no hay activos ni muy caros ni muy baratos”


El arranque de 2019 está siendo muy positivo para unos inversores que vieron cómo todas sus carteras acaban en rojo con independencia del perfil de riesgo que tuvieran. La buena noticia fue que en muchos casos esas correcciones trajeron consigo grandes oportunidades que los gestores tratan ahora de aprovechar. Atendiendo solo a las valoraciones históricas que presentan estos activos las mayores opciones se ven ahora en los mercados de renta variable, según ha explicado David F. Lafferty, estratega jefe de mercados de Natixis Investment Managers. En concreto, los mercados que presentan mejores ratios en términos de PER son los emergentes y los globales desarrollados mientras que en renta fija las mejores valoraciones se encuentran la categoría de corporativos europeos (ver gráfico).

Captura_de_pantalla_2019-03-07_a_las_14

Eso sí, el experto matiza que “aunque parece que el mercado de bonos parece más caro que el de renta variable en términos generales no lo está tanto en un contexto de desaceleración económica global y tipos en niveles del 0%”. De ahí que su recomendación a la hora de estructurar las carteras en un año que se antoja también volátil sea la de la de “tener una cartera diversificada ya que no se van a ver ni activos muy baratos ni muy caros y sí muy poca certidumbre de cara a las rentabilidades que se pueden obtener en un futuro”.

Una de las grandes incertidumbres a las que se enfrenta el mercado es sin duda la probabilidad de que la desaceleración económica sincronizada que empezó a verse en la segunda mitad de 2018 acabe por convertirse en una recesión, que para Lafferty es el “único riesgo a vigilar”. Sin embargo, el estratega jefe de la firma francesa apenas da una posibilidad del 30% a que ese riesgo se materialice.

Tampoco ve un excesivo peligro en que se produzca algún cambio de calado en las políticas monetarias que están acometiendo los bancos centrales, que seguirán siendo acomodaticias en términos generales, siempre y cuando no tengan presiones inflacionistas o económicas que les impidan llevar ese rumbo. De hecho, afirma que si el BCE no impulsa su QE es porque ya no quedan muchos activos de calidad que puede comprar, al tiempo que afirma que “si yo tuviera que tener un rol de banquero central en Europa lo que haría sería una reforma estructural del sistema bancario para forzar una consolidación ya que impactaría positivamente en el crecimiento de la eurozona”.

Con este mercado no es de extrañar que la primera recomendación que realiza la gestora francesa sea la de descorrelacionar las carteras para tratar de sacarles el máximo rendimiento limitando el riesgo. De hecho, esa petición de conseguir carteras descorrelacionadas fue, según explicó Almudena Mendaza, responsable de ventas de Iberia de Natixis IM, uno de los puntos en los que más coincidieron los inversores en el último Barómetro de Carteras que elabora la firma francesa con periodicidad trimestral.

De ahí que a la hora de elaborar su estrategia de cara a este año hayan dado especial importancia a buscar estrategias que aporten a sus inversores esa descorrelación que tanto demandan con un enfoque flexible. “Para el inversor más conservador estamos recomendando fondos como DNCA Invest Alpha Bonds mientras que para el inversor más arriesgado le ofrecemos exposición a renta variable pero con un carácter defensivo con productos como Seeyond Europe Minimum Volatility, además de una nueva gama de fondos temáticos que tendrán una oferta muy variada”.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas