Natixis desmonta cuatro mitos sobre el uso de inversiones alternativas


La combinación de inversiones alternativas y tradicionales puede ayudar a mejorar la diversificación de la cartera, gracias a la exposición a un mayor número de clases de activos y de estrategias de inversión. Pero, según Natixis, aún existe confusión entre muchos inversores sobre el papel que juegan las inversiones alternativas en sus carteras. Por eso la gestora desmonta cuatro mitos sobre inversiones alternativas y diversificación, “para separar la realidad de la ficción” como primer paso.

 

Primer mito: si compras suficientes acciones, bonos y fondos de inversión, te aseguras de tener una cartera diversificada. FALSO. “Puedes tener 20 camisas en tu armario, pero si todas son del mismo color no tienes un armario diversificado”, dice la gestora, equiparándolo a la inversión. “Se necesitan inversiones que se comporten de forma diferente y tengan distintas funciones en la cartera y el número podría ser menos importante que la forma en que los valores interactúan entre ellos y responden a las cambiantes condiciones del mercado”, asegura Natixis en su informe, hablando sobre la correlación. “Las inversiones con baja correlación responden de forma distinta a las condiciones de mercado y pueden tener un efecto diversificador al utilizarlas conjuntamente”, apostilla.

 

Segundo mito: Las inversiones alternativas son demasiado arriesgadas para los inversores tradicionales. DEPENDE. Natixis afirma que se ha dado la imagen de hedge funds asociados a inversiones con mayores riesgos, pero matiza que hay muchos tipos de estrategias y fondos alternativos. “Algunos asumen grandes niveles de riesgo para lograr sus retornos, pero otros están más preocupados por evitar las rentabilidades extremas y tienen objetivos de rentabilidades moderadas”, indica, explicando que son muchos los que cuentan con objetivo de volatilidad o utilizan técnicas alternativas para limitar las pérdidas en mercados bajistas.

 

Tercer mito: Las inversiones alternativas son sólo para los altos patrimonios. FALSO. Hace años, dice Natixis, estaban sólo disponibles para inversores institucionales y de altos patrimonios, sobre todo a través de hedge funds. Pero hoy en día, los inversores individuales pueden invertir en estrategias alternativas a través de fondos de inversión. “La creciente demanda de mayor diversificación ha desembocado en la creación de nuevos fondos diseñados para muchos tipos de objetivos de inversión”, y por eso muchos fondos piden inversiones mínimas reducidas frente a los hedge funds, ofreciendo además ventajas en términos de costes, liquidez diaria, información fiscal simplificada y cumplimiento regulatorio estricto. Natixis habla de estrategias en el sector regulado de long-short de renta variable, futuros gestionados o inversiones en materias primas.

 

Cuarto mito: No es un buen momento para cambiar de estrategias. FALSO. La inversión, recuerda Natixis, es un proceso dinámico y nunca es tarde para considerar nuevas formas de mejorar la diversificación. “En la medida en que los mercados globales se interrelacionan la diversificación disminuye. Abrir la mente y ampliar el tradicional asset allocation y utilizar estrategias de diversificación puede suponer retos, pero el inversor no ha de afrontarlos solo”, dice la gestora, recordando el papel del asesor financiero.

 

Empresas

Lo más leído