"Nadie dijo que el proyecto europeo iba a ser fácil"


Los europeos son conocidos por sus vacaciones durante los meses de julio y agosto. Este año, de alguna manera, parece que el periodo estival o no llega o no se puede pagar o, en algunos casos, tiene que ser cancelado por todo el trabajo pendiente y necesario para salir adelante. Tim Stevenson, gestor del fondo Henderson Horizon pan European Equity, subraya que el leve crecimiento económico en la región y las pocas expectativas de que mejore obligan a las compañías a actuar de forma cautelosa y prudente.

Según datos de Bloomberg que cita el gestor, las predicciones sobre las ganancias en los mercados de renta variable europeos han caído de un 8,2% en 2012 a un 3,3%, y en 2013 del 10,2% al 6,2%. "Hay factores que sugieren que tanto el bajo crecimiento como la leve inflación van a continuar. El miedo ahora es saber si las economías han alcanzado ese punto donde las medidas convencionales no pueden servir ya de ayuda", indica Stevenson.

En el contexto europeo, la situación refleja desde hace unos meses que o se va hacia la integración o los políticos acaban por tirar la toalla. "Uno de los problemas de los mercados de renta variable es la increíble falta de paciencia en cualquier cosa que tarde en resolverse apenas unos segundos. Los años de decepciones y de expectatitvas engañosas son posiblemente la causa de esta situación. Nadie dijo que el proyecto euro fuera a ser fácil", expresa el gestor.

A pesar del panorama de incertidumbre de las economías europeas, desde Henderson van a seguir apostando por una inversión paciente en aquellas compañías que luchen por ser parte de la solución, es decir, en empresas que ayuden a otras a operar de forma más eficiente. Como ejemplos, el gestor destaca la empresa de software SAP, el distribuidor de logística Deutsche Post DHL o la firma británica de externalización Capita.

Profesionales

Noticias relacionadas