“Nacionalizar la banca no es la solución: solo agrava la crisis de deuda”


“La crisis que sufrimos actualmente es la misma que la que hemos venido padeciendo a lo largo de los últimos cinco años”. Dadas las necesidades de liquidez del sistema, darle una respuesta definitiva parece estar resultando algo complicado, asegura Ben Lord, gestor de renta fija de M&G Investments. ¿Cómo hacerlo? En su opinión, la solución al problema pasa por poner encima de la mesa nuevo capital a gran escala tan rápidamente como sea posible.

En un artículo publicado en su blog en el que este experto analiza la estrecha relación que existe entre la deuda soberana y las entidades financieras, Lord señala que el link que une a ambas “se ha vuelto cada vez más y más entrelazada”. En este sentido, considera que, aunque podría parecer que la Gran Recesión ha transformado una crisis financiera en una soberana, “en realidad no lo ha hecho”. En su opinión, los gobiernos se vieron obligados a proteger sus sistemas financieros y ahora son ellos los que están en el primer plano. “Es la misma crisis, pero con un enfoque diferente”.

Muchos bancos, por ahora, continúan alimentándose sustancialmente de fondos propios. El sistema sigue siendo extremadamente dependiente de los bancos centrales, que les proveen de liquidez a un coste asequible, asegura el gestor. “Mi sensación es que, después de las operaciones aprobadas por las autoridades monetarias, hay abundante liquidez en el sistema en estos momentos”. El problema tiene más que ver con la solvencia y la suficiencia de capital en Europa, donde lo peor de la crisis bancaria continúa muy presente en la actualidad, explica Lord.

Para aportar a las entidades financieras en dificultades los recursos que necesitan, algunos gobiernos han optado por la nacionalización, como ha ocurrido con el caso de Bankia. ¿Es esta la solución? El gestor de M&G Invesments, lo tiene claro: la respuesta es no. “Lo único que se consigue con esta medida es un empeoramiento de la crisis de deuda soberana dado que el capital tendría que venir de alguna parte, además de ser poco conveniente desde el punto de vista del contribuyente”. Por este motivo, “este enfoque no funciona”, asegura el experto.
 

Empresas

Lo más leído