Nace una herramienta que ayuda a las gestoras a reducir riesgo y costes


El entorno de mercado y regulatorio ha dejado claro que son muchas las gestoras que han de reinventarse o, al menos, mejorar su eficiencia si quieren sobrevivir. En ese proceso, la gestión del riesgo y la reducción de costes es clave, algo a lo que pueden ayudar las empresas proveedoras de servicios. Máxime cuando la tendencia a que las gestoras se centren en la gestión, y dejen el resto de tareas a terceras entidades, hace necesaria la búsqueda de servicios que ayuden a maximizar la eficiencia.

Ayudar a las gestoras a reducir costes, además de minimizar su riesgo operativo, es uno de los objetivos de la herramienta que, desde hace tres meses, ha puesto en marcha SWIFT, la cooperativa bancaria mundial con sede en Bruselas y operaciones a nivel global. Se llama Lite 2 y ha revolucionado la forma de gestionar la mensajería de las entidades y, en el caso de las gestoras, con sus contrapartes (brokers, plataformas de fondos....) y depositarios. Las claves son dos: la automatización, que reduce riesgos operativos y aumenta la seguridad sobre el proceso, y los menores costes.

Así, si hasta ahora se imponía un modelo de capex o inversión en capital, que requería inversión en maquinaria, instalaciones y formación de personal (razón por la que muchas entidades siguen utilizando métodos como el fax en sus comunicaciones), la herramienta de SWIFT da un giro de 180 grados hacia un modelo basado en los gastos operativos, que permite a las gestoras empezar a trabajar sin esa inversión en capital. “Basta con contratar una aplicación que gestiona la recepción y envío de los mensajes de su negocio, con un servicio en la nube privada de SWIFT”, explica Juan Martínez, responsable de aplicaciones y servicios de la entidad.

Algo que requiere una inversión más limitada y tiene unos costes escalables según el volumen de mensajería. Según los cálculos de la entidad, el ahorro de costes, en términos generales y para cualquier cliente, puede llegar al 60% frente al modelo tradicional.

La entidad lanzó la herramienta Lite hace tres años y medio, y cuenta con 600 clientes en todo el mundo, entre bancos, corporaciones, gestoras, brokers, depositarios o custodios, pero ahora la ha mejorado con la nueva versión, Lite 2, que como novedades carece de restricciones de volumen de mensajería y ha homogeneizado los precios. Además, permite la mensajería de operaciones financieras, antes restringida por razones técnicas, lo que está teniendo muy buena acogida entre las gestoras. “Les ayuda a reducir su riesgo operacional y de gestión al automatizar la mensajería. Tareas que conllevan riesgos operacionales y mayores costes de hacerse de forma manual”, explica Martínez. Los clientes de la nueva herramienta ya son 86, desde su lanzamiento en septiembre de 2012.

Freno de la automatización

Según el experto, los depositarios ya tienen automatizados sus sistemas con los custodios globales, del mismo modo que las plataformas de fondos trabajan así con los agentes, pero ahí se acaba el proceso de automatización. “En el mercado doméstico se frena y empieza la manualidad, sobre todo por el miedo de gestoras y brokers a la inversión requerida”, dice, algo que ahora se abarata a través de la gestión del servicio en la nube de SWIFT. Y es que aunque las grandes tienen su propia infraestructura, el 80% o 90% de las gestoras carecen de ella, según la entidad.

“Las gestoras y los brokers, que aún reciben confirmaciones vía fax, están entre las entidades con mayores carencias”, dice, si bien el servicio está dirigido a todo tipo de actores financieros. Por eso el mundo de los fondos está reaccionando muy positivamente a la iniciativa. “Cada vez vemos más demanda porque las entidades ven que les puede ayudar en la gestión diaria y en mejorar la eficiencia de su relación con otras entidades. Además, se están centrando en la gestión y han de externalizar el resto de servicios”, dice Martínez.

Con respecto a la infraestructura, las gestoras pueden usar la que tienen actualmente, pues la aplicación de SWIFT es adaptable. La empresa trabaja también con los proveedores para certificar que las aplicaciones con compatibles con sus sistemas Lite. SWIFT lleva 35 años operando y está comprometido con la seguridad en los procesos. Por eso, más que riesgos en la nube, ve riesgos en la manualidad y en no contar con un proceso de automatización. Entre los servicios que ofrece en mensajería, están la confirmación de operaciones financieras, instrucciones de compra, liquidaciones, órdenes… cualquier tipo de comunicación financiera. También relacionadas con el macheo de operaciones.

Los clientes de este producto están por todo el mundo. La mitad son europeos, de Oriente Medio y África, el 30% procede de América (EEUU, Canadá y Latinoamérica) y el 20% restante, de Asia-Pacífico.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído