Tags: Lanzamientos |

Nace un fondo "cerrado" que reparte rentas trimestrales de InverCaixa Gestión


InverCaixa Gestión ha optado, para su último fondo de inversión registrado en CNMV, por un formato que ofrece, en un periodo de tres años –del 5 de julio de 2012 hasta  el 31 de julio de 2015, fecha de vencimiento-, 13 rentas trimestrales, reembolsables con carácter obligatorio. Foncaixa Rentas Trimestrales cuenta con dos clases de acciones (estándar y plus, a partir de 600 y 50.000 euros respectivamente) y tiene un objetivo de rentabilidad anual no garantizado del 3% para la clase estándar y del 3,25% para la plus.

Para lograr estas metas, el formato elegido es el de un fondo "cerrado", como viene haciendo desde hace meses con otros productos como el Foncaixa Objetivo Abril, 2014, lanzado el pasado mes de enero. Con este tipo de fondos, la gestora trata de aprovechar los atractivos márgenes que hay actualmente en renta fija para crear carteras cerradas con un objetivo concreto de rentabilidad, que en este último caso se sitúa en torno al 3% a través de una cartera que el fondo compra y mantiene a vencimiento. De ahí que el producto se sitúe dentro de la categoría de IIC de gestión pasiva.

Según la entidad, se trata de una “alternativa muy atractiva para partícipes que busquen flujos de rentas programadas y conocidas de antemano, que puedan destinar a consumo u otras inversiones”. “La inversión en fondos con generación de rentas  periódicas supone una estrategia a considerar a la hora de planificar el futuro;  las rentas del fondo complementan las rentas habituales, sin consumir el patrimonio, no garantizado. Además hace que el inversor se preocupe menos por los mercados y por su volatilidad”, explican en la gestora. Así, Foncaixa Rentas Trimestrales efectuará un primer reembolso de importe bruto del 0,2307% en la primera clase o del 0,2602% en la segunda, a finales de julio de este año, más 12 reembolsos de importe bruto del 0,74% (clase estándar) o 0,8% (clase plus), sobre la inversión a día 5 de julio de 2012, salvo que haya habido reembolsos extraordinarios. Los reembolsos serán el último día de julio, octubre, enero y abril o siguiente día hábil.

Desde InverCaixa también destacan la transparencia del producto, pues “en el momento de la compra se conoce la cartera del fondo, compuesta por bonos del Tesoro Español, y la rentabilidad esperada a vencimiento”. Según indica el folleto, hasta el 5 de julio y a partir del 1 de agosto de 2015, el fondo invertirá en liquidez, repos sobre deuda pública española y otros activos del mercado monetario de alta calidad crediticia y vencimiento medio inferior a 3 meses. Pero en el periodo "cerrado", en el que se repartirán esas rentas trimestrales, invertirá en deuda pública española, renta fija privada avalada por el Estado español y liquidez. Para alcanzar el objetivo no garantizado, podrá invertir en deuda pública de otros estados de la UE y hasta un máximo del 20% en crédito de alta calidad crediticia en el momento de compra, incluidos depósitos e instrumentos del mercado monetario no negociados. Los activos tendrán vencimientos en torno a 36 meses.

El fondo no invierte en titulizaciones y contempla el supuesto de que, si la cartera no permitiese alcanzar dicha TAE, se daría derecho de separación a los partícipes. La exposición máxima al riesgo de mercado a través de derivados es el patrimonio neto.

Este producto sigue la estela de otros que han comercializado entidades como Ibercaja. Son productos que nacen con un periodo concreto de comercialización para poder crear la cartera, en este caso de deuda, y mantenerla a vencimiento. En España no existen los fondos cerrados como tal, pero ante las oportunidades que se pueden encontrar en algunos activos que se negocian en mercados de menor liquidez las gestoras optan por aplicar elevadas comisiones de suscripción y reembolso, lo que les permite mantener un patrimonio estable mientras madura la inversión en cartera. En el caso del último fondo de Invercaixa, las comisiones de suscripción y reembolso en ambas clases ascienden al 4% a partir del 6 de julio de este año.

En la clase estándar, la comisión de gestión es del 0,775% y la de depósito del 0, 075%, con gastos corrientes en torno al 0,88%. En la clase plus, las comisiones se sitúan por debajo, en el 0,55% y 0,05% respectivamente y gastos del 0,63%.

Archivos adjuntos

Empresas

Noticias relacionadas