N+1 SYZ : “Vamos a reducir el peso en renta fija high yield y traspasarlo a renta variable”


N+1 SYZ, en su último market clip, señala que el mercado podría empezar a castigar a los activos menos líquidos. Unas expectativas que se basan en que, a medida que se reduzca la liquidez provocada por el QE americano o una subida de tipos en EE.UU., algunos bonos líquidos en términos relativos pierdan atractivo y algunos inversores puedan empezar a venderlos.

En este sentido, consideran que a pesar de que la razón principal de la caída de los activos de baja calificación crediticia en los últimos meses podría haber sido el alto peso del sector energético en los índices de high yield americano, creen que “es posible que algunos inversores se estén adelantando vendiendo ya estos bonos”.

Por otro lado, también les preocupa la posible caída de Petrobas a los índices de high yield por una potencial bajada de su rating ya que muchos gestores se sentirían obligados a vender sus bonos y el efecto en los índices sería negativo.

Respecto a la inversión en deuda emergente, les parece tácticamente peligrosa. “Aunque en los índices se mezclan países muy sanos con otros problemáticos, también son bonos potencialmente poco líquidos, y la presencia de países con una deuda muy dolarizada y con déficit por cuenta corriente los convierte en un activo muy sensible a subidas de tipos de EE.UU.”, apuntan.

Aunque les parezca menos arriesgada la deuda menos liquida de Europa, porque la actuación del BCE seguirá sosteniéndola, incluso en este caso, piensan que aporta más valor la renta variable. Por tanto, indican, “las próximas semanas vamos a reducir el peso en renta fija high yield y traspasar ese peso a renta variable (incrementándola ligeramente)”.

Búsqueda de liquidez

Desde su punto de vista, opinan que la búsqueda de liquidez será una de las tendencias de 2015 y para ella, quieren estar bien posicionados. Sin embargo, subrayan que este movimiento no altera su visión general de la renta fija, donde prefieren crédito a gobierno, aunque se decantan por activos con mejor calidad crediticia. Incluso, especifican, ven valor en nichos especiales como híbridos o financieros subordinados.

Como cobertura ante un escenario inflacionista o simplemente de miedo en EE.UU., mantienen una ligera exposición a oro. En cuanto a su visión positiva con el dólar, no la cambian, pero les crea cierta incertidumbre el consenso del mercado en esta apuesta y el hecho de que, según N+1 SYZ, “estemos en el mejor de los mundos, con una macro americana fuerte, una Fed apostando por subir tipos y un BCE preparado para actuar inyectando más liquidez”.

Asimismo, comentan, “un bache en el crecimiento americano o dudas sobre si Draghi realmente va a actuar podría provocar en algún momento del primer trimestre una corrección”. Por tanto, recomiendan seguir expuestos al billete verde, pero tácticamente evitar los excesos.

No esperan un anuncio formal de compra de bonos por parte del BCE en diciembre

En cuanto a Europa, o mejor dicho, la actuación del Banco Central Europeo y su máximo representante, Mario Draghi; creen que el mercado no descuenta un anuncio formal de mayor laxitud en la reunión de hoy. De todas maneras, “como tiene que actualizar las expectativas de inflación y crecimiento”, consideran que el mercado las analizará en detalle para poder intuir si comprará bonos soberanos en el primer trimestre de 2015.

En este contexto, piensan que “debido a la depreciación del euro y a la fuerte caída del crudo, las expectativas de inflación deberían bajar con fuerza, y podría elevar las de crecimiento, pero lo más probable es que no lo haga con éste último por la dificultad de predecir los movimientos de estos activos durante el año”. En resumen, no esperan un anuncio formal en diciembre, pero sí que siga aclarando el camino. Además, puntualizan, “aún debería esperar a ver el resultado del segundo préstamos a los bancos (TLTRO) de próxima semana”.

Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído