N+1 SYZ: “Vamos a incrementar el peso en emergentes a costa de Europa”


La corrección de los mercados, los riesgos geopolíticos y los problemas que ha acarreado Espirito Santo no tiran hacia atrás la apuesta de N+1 SYZ por la renta variable. Aunque sí reconocen que han revisado una de sus apuestas clave para 2014, su peso en bolsa italiana.

Según el Market Clip elaborado por la firma, el principal cambio que van a acometer en sus carteras es incrementar el peso en emergentes a costa de Europa. “Debido a la mayor debilidad de Europa, queremos reducir el peso en el Viejo Continente”, señalan. A consecuencia de ello, y dado que “queremos seguir teniendo exposición a España y que la recuperación macro de Italia está siendo más lenta de los esperado”, indican, “hemos decidido vender gran parte de la exposición que tenemos”.

Sí a la renta variable española, no a la italiana

Desde su punto de vista, hay razones para seguir siendo positivos con la renta variable ya que “sigue siendo especialmente atractiva en términos relativos”, destacan.

Este no es el único motivo de apoyo al activo ya que tanto los buenos resultados empresariales en EE.UU. como la aceleración del crecimiento económico en Norteamérica y en los emergentes, son otros argumentos de defensa. Por otro lado, añaden, aunque Europa no siga la estela de los dos anteriores, no les preocupa excesivamente su desaceleración.

Consideran que “se ha podido contagiar de la ralentización generalizada del primer trimestre”,  y valoran que “la caída en el coste de financiación, la mejoría del crédito y la reciente depreciación del euro contra el dólar deberían ayudar al Viejo Continente a medida que transcurra el año”. No obstante, sí les intranquiliza que no acaben de repuntar Francia e Italia.

En cuanto a la República Italiana, en su momento les convencía por tener una economía muy industrial, no haber tenido una burbuja inmobiliaria y parecer que llevaba a cabo importantes reformas estructurales lideradas por el primer ministro italiano, Matteo Renzi. De todas maneras, en referencia a lo anterior, creen que llevan retraso en su implementación respecto a lo ocurrido en España, Portugal y Grecia, lo que les conduce a “perder competitividad relativa”.

Un empeoramiento que se ha reflejado en el último dato del PIB que, según N+1 SYZ, refleja la dispersión entre Italia y España. De ahí que sigan queriendo estar sobreponderados en España ya que “está creciendo a un ritmo mucho más alto del que esperaba el mercado”, explican. En este sentido, opinan que las reformas estructurales lanzadas por el gobierno están dando sus frutos y que, por tanto, “la dinámica puede seguir funcionando y se debería reflejar en la bolsa española”.

Como resultado, el aumento de exposición a la bolsa emergente vendrá por la reducción a renta variable europea, en concreto, la italiana.

Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído