Multinacionales estadounidenses, las grandes ganadoras de la recuperación


A las noticias de la recuperación de Europa – con indicadores como el PMI de servicios de Reino Unido o los inesperados datos positivos sobre el PIB de Francia y Portugal publicados esta semana-, también se le está uniendo las señales de estabilización de la economía china. Y estos ingredientes benefician claramente a un sector: las grandes multinacionales estadounidenses.

Así lo juzga Russ Koesterich, Responsable de Estrategias de Inversión para BlackRock y Responsable Global de Inversiones para iShares: “El crecimiento mejor de lo esperado en estas regiones es positivo para la economía global, lo que tiene un impacto para los inversores estadounidenses. Además de proveer de financiación para las compañías estadounidenses más grandes que deriva en ingresos significativos del exterior (como exportadores), la mejora del crecimiento global también es una razón para incrementar el foco sobre acciones internacionales, una clase de inversión donde muchos inversores estadounidenses están infraponderados”.

Koesterich da tres razones para evaluar la importancia que tiene para los inversores, los estadounidenses en particular, de los signos de estabilización y recuperación. El primero es que el tamaño total del mercado chino y el europeo juntos supone más de un tercio del PIB global, “por lo que la mejora de esas regiones es crítica para que mejore la economía global”. La segunda razón, ya citada, es que un crecimiento global en aumento será “una bendición para las grandes capitalizadas y las mega-caps estadounidenses” porque mejorarán sus ingresos procedentes del exterior.

La tercera razón que aduce el estratega de BlackRock y iShares se basa en el sentimiento de los inversores: al estar bajas las expectativas sobre Europa y China, “las sorpresas positivas en los datos económicos deberían ayudar a financiar esos mercados”.

En base a estas tendencias, Koesterich explica que desde su firma han estado animando a los inversores estadounidenses a fijarse en valores internacionales. “Mientras que no diríamos que las valoraciones en Estados Unidos son exageradas, las acciones de muchos de los mercados internacionales están excepcionalmente baratas comparadas con las estadounidenses”.

El experto aporta algunos datos al respecto: los países desarrollados (excluyendo Estados Unidos) cotizan con un 20% de descuento; los mercados emergentes lo hace con más de un 40% de descuento. “Al fin hay algunas pruebas de que los inversores están empezando a reconocer esas mejoras y el sentimiento se está empezando a ajustar, al menos para Europa”, asegura. Para muestra, un botón: desde BlackRock afirman que la semana pasada ha sido la primera en meses en la que se han visto suscripciones significativas en fondos europeos, de aproximadamente 2.000 millones de dólares.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente

Lo más leído