Tags: Latam |

Mujeres con mayor vocación por la buena gobernabilidad empresarial


Los latinoamericanos nos preciamos recientemente de contar con una cultura empresarial de avanzada, hoy no hay nada que envidiar al hemisferio norte. Sin embargo, las realidades frente acceso de la mujer a los órganos de gobierno es una realidad para reflexionar. México y Chile tienen bajísimas tasas de participación de mujeres en sus consejos de administración. Lo seguiría definitivamente Centroamérica y posteriormente Perú y Colombia.

Nunca he sido un promotor de prácticas de gobierno corporativo que mediante prácticas específicas y porcentajes exactos le digan a las empresas como deben comportarse. El modelo de gobernabilidad no puede tener la misma receta para todas las organizaciones, depende de la estructura de propiedad, el modelo de negocio y la industria donde de se desarrolle la empresa. Los porcentajes mínimos de participación de miembros independientes, por ejemplo, en compañías sin la convicción y el compromiso, no son útiles y en ese sentido, es más conveniente porcentajes moderados pero fieles a la realidad. La participación de las mujeres en los directorios con un porcentaje mínimo garantizado, genera las mismas dudas e inquietudes que frente a la eterna discusión sobre los miembros independientes, sirven o no los independientes para mejorar el desempeño corporativo. Sin embargo, hay esperanzas que una práctica para mayor participación de las mujeres en las juntas directivas mejore la gobernabilidad empresarial: el desempeño de la mujer en las juntas directivas es más dispuesto al cambio.

En la experiencia trabajando con juntas directivas en América Latina, una de las realidades más reveladoras ha sido que las mujeres son más transparentes en la forma de ver y abordar los cambios en los modelos de gobernabilidad. Hace ya algunos años he venido defendiendo, sin ningún criterio estadístico, simplemente el de la realidad y la experiencia, que las mujeres son las piezas claves para revelar irregularidades y malas prácticas corporativas. Por favor note que los mayores casos de escándalos corporativas en el mundo han sido producto del “whistle blowing” de una mujer. Sin embargo, solo hasta ahora he sido consciente que la ventaja de tener mujeres en posiciones directivas y especialmente en las juntas directivas es una necesidad para abordar la complejidad de los desafíos directivos con realismo y pragmatismo. El rol de la mujer no se limita a presentar el problema, en la mayor parte de las ocasiones su participación facilita avanzar hacia nuevos consensos que encaminen a la organización hacia los resultados. Estos consensos moderados pero firmes son vitales para asegurar que el proceso de dirección y control ejercido por las juntas directivas esté alineado con el propósito organizacional y la sostenibilidad de largo plazo.

En un par de años estaremos viendo a los reguladores del mercado de valores dirigir su atención hacia este tipo de prácticas con un porcentaje similar al presentado por el regulador europeo. Por ahora una aclaración, la directiva europea dará hasta 2020 a las empresas listadas para esta adecuación. En el ínterin haga su propio análisis, aborde la discusión de Gobierno Corporativo en su organización con las mujeres que participen en la junta directiva, se dará cuenta que son ellas las que mejores pistas sobre las oportunidades de mejora le darán. Si no existen mujeres en la junta directiva de su organización está Usted en Latinoamérica.

Por ultimo vale la pena destacar algunos de lo beneficios de contar con mujeres en los directorios, fortalecimiento del concepto de diversidad, mayor entendimiento del mercado donde los tomadores de decisiones son cada vez más mujeres, un pensamiento diferente en todos los niveles de la organización.

 

 

 

Los autores:

Andrés Bernal, Socio de Governance Consultants S.A. firma especializada en temas de Gobierno Corporativo en Latinoamérica. Consultor de diferentes entidades multilaterales e inversionistas en temas de Gobernabilidad Empresarial. En su trayectoria ha participado en la estructuración de diversos procesos de Gobierno Corporativo en Corporaciones Latinoamericanas, públicas y privadas.

María Alejandra Isbej, se desempeña como Gerente de Desarrollo de Humphreys Clasificadora de Riesgo en Santiago de Chile. Ha desarrollado labores en desarrollo de estrategias para varios entes financieros en el desempeño de su vida profesional como: KPMG, Bice Corredora de Bolsa y Santander Investment.

 

 

Lo más leído