Tags: Negocio | ISR |

Muchos conceptos tras una palabra: megatendencias


¿Quién no ha mencionado o escuchado en los últimos meses la palabra megatendencias? En el mundo de la inversión probablemente nadie. Tras este vocablo tan reivindicado en los últimos tiempos se esconcen muchos conceptos y una forma nueva de construir carteras que los clientes entienden mejor que la gestión tradicional.

Sobre megatendencias e inversión temática debaten un grupo de gestores en un desayuno organizado por Funds People y patrocinado por Amundi. Para María Seco, Fund Manager en BBVA AM, "las megatendencias son tendencias socioeconómicas de tipo estructural a largo plazo y a nivel global que suponen la transformación de los hábitos de vida y la forma en la que los ciudadanos nos relacionamos con el entorno a todos los niveles”. Han identificado tres áreas principales de investigación dentro de las que sitúan las distintas tendencias: ciencia y tecnología, demografía y planeta tierra. Seguirlas desde el punto de vista de la inversión puede suponer apostar por activos de mayor crecimiento que la media del mercado.

Carlos Andrés, director de Inversiones en Banca March, explica que empezaron a hablar de megatendencias hace un año. Surgió de una necesidad ante el cambio de ciclo: “Nos dimos cuenta de que el mundo empezaba a crecer menos, y nos preocupaba mucho qué decirle a un cliente que había vivido entre 2008 y 2018 una década extraordinaria en términos de rentabilidad. ¿Qué podía esperar el cliente en los próximos 10 años? La situación nos obligaba a repensar en qué debe invertir el cliente en ese nuevo ciclo y con una bolsa cotizando a unas ratios menos exigentes”. En ese contexto se plantearon las megatendencias: “Trabajamos en buscar cosas distintas y en dar respuesta a la pregunta de ¿por qué no invertir cómo vivimos?”. Así identificaron tres tendencias: tecnología, medioambiente y sostenibilidad, y demografía.

En CaixaBank AM hacen una diferencia fundamental entre tendencias y temáticas: “Una tendencia es un concepto mucho más general y con un horizonte más de largo plazo, mientras que las temáticas son los diferentes caminos que se pueden tomar de manera versátil y táctica para llegar a la dirección que nos marca la tendencia”, cuenta Patricia Pomares, gestor sénior de Arquitectura Abierta. Gestiona el CaixaBank Selección Tendencias y explica que, a partir de esa distinción, seleccionan en el fondo diferentes tendencias que implementan de manera táctica a través de ideas temáticas. Las tendencias seleccionadas están relacionadas con la longevidad y bienestar, las nuevas clases medias, los retos demográficos, digitalización y conectividad y el desarrollo sostenible. Estas tendencias, añade, las gestionan para entre tres y cinco años donde ven oportunidades rentables y atractivas, mientras que las ideas las gestionan de forma más táctica, a corto plazo, para poder adaptarse a los diferentes escenarios del mercado y poder ofrecer una rentabilidad consistente a los clientes.

Desayuno_Amundi_T1_2

En el caso de Bankia AM, Rosa López Bermejo, técnico sénior de Inversiones, explica que entienden las megatendencias como “fuerzas que están afectando al entorno, tanto social como económico”. Y los clientes lo que buscaban, según explica, es una forma de aprovechar esas nuevas oportunidades: “Decidimos empezar a hacer un seguimiento profundo de ciertas megatendencias a través de productos que iban surgiendo dentro de la industria. De esta manera confeccionamos una cartera modelo. Los clientes demandan este tipo de productos porque son historias fáciles de contar y que, además, las ven en el día a día. Las pueden perfectamente palpar”.

Álvaro Galiñanes, responsable de Inversiones de Santander Private Banking, cree que “todo en la vida es una tendencia”. A su juicio, desde el punto de vista de la inversión, la tendencia más interesante es la demografía, cómo ha cambiado el mundo en los últimos años. “Los ciclos económicos son muy distintos ahora de cómo lo fueron en la historia pasada, fundamentalmente porque hemos logrado uno de los grandes hitos de la humanidad, que es ser más longevos, y eso afecta a los patrones de consumo, de manera de vivir…”. Desde el punto de vista de la inversión lo considera interesante para los clientes porque “tras la crisis vivida desde 2008 han cambiado mucho los patrones en el mundo de la inversión, empezando por el contexto de tipos de interés, pero también los mercados, que en los últimos 10 años se han comportado de forma anómala respecto a la historia. Y ante esta situación, se necesitan alternativas de inversión”. 

En Amundi entendemos las megatendencias como todo cambio que lleve asociado un impacto, bien en la sociedad o en la economía, y que nos permita entender mejor hacia dónde nos dirigimos”, explica Raúl Fernández, director de Distribución de Amundi Iberia. “La globalización del comercio, las innovaciones tecnológicas, las tendencias demográficas y los desafíos del cambio climático... El mundo está cambiando y con él, todo su ecosistema”, añade.

Considera, además, que es interesante poner encima de la mesa ese enfoque temático que presenta una alternativa a las estrategias tradicionales de inversión al tratar de capturar fuentes de crecimiento sostenible que “permiten trascender a muchas de las incertidumbres geopolíticas, económicas y financieras accediendo a tendencias recurrentes de crecimiento, independientemente del ciclo económico”. En definitiva, considera que “no hablamos de una moda, sino de lo contrario, de tendencias no cíclicas, permanentes y en aceleración”. En este sentido, Raúl Fernández explica que “a través de nuestro centro de expertise temático CPR AM, buscamos identificar esas megatendencias que impulsan el mundo y marcan nuestro futuro, y las consideramos como oportunidades de inversión que pueden aprovecharse. El envejecimiento de la población, el bienestar y nuevos estilos de vida, los recursos naturales, la agricultura o la educación no son más que algunos ejemplos”.

Desayuno_Amundi_T1_3

 

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas