Muchas oportunidades para los hedge funds en 2010


Thomas Della Casa, responsable del Grupo de Investigación, Análisis y Estrategia de Man Investments Mientras que 2008 fue un año de extraordinaria turbulencia financiera, los mercados consiguieron una cierta vuelta a la normalidad en 2009. Los hedge funds volvieron a tener otro año positivo con un aumento de la rentabilidad agregada del 13% desde el 1 de enero (a 30 de noviembre de 2009).



Los principales motores de la rentabilidad de los hedge funds en 2009 fueron el regreso de la liquidez y un mayor apetito de riesgo en todo el espacio del crédito y la renta variable. Los bonos convertibles también contribuyeron a la rentabilidad, y los gestores orientados hacia los mercados emergentes fueron los que consiguieron mejores resultados durante la recuperación del mercado. En general, podemos decir que los gestores que más perdieron el año anterior se encuentran ahora entre los vencedores de este año.



De cara al futuro, mantenemos cierta cautela, ya que existen diversos factores con potencial para desencadenar una nueva oleada de aversión al riesgo. Tras la mayor inyección de liquidez de la historia, los activos de riesgo protagonizaron un rebote lógico cuando una ingente cantidad de dinero volvió a los mercados. Sin embargo, en los niveles actuales, los mercados de renta variable y crédito ya no están infravalorados, y ambas clases de activo vuelven a estar aproximadamente en línea con sus medias históricas.



Aunque el mundo ha mejorado desde marzo, desconfiamos de las valoraciones actuales de los mercados de renta variable y crédito. El vencimiento de muchos programas de estímulo financiero en el próximo año, unido a la reducción mundial del apalancamiento, planteará retos interesantes, pues debemos esperar una subida de los tipos de interés en algún momento del futuro. En general, estamos convencidos de que los hedge funds están bien posicionados para enfrentarse a estos retos y que se beneficiarán de los cambios en el apetito de riesgo, así como de los movimientos direccionales de las divisas, los tipos de interés, los bonos, las materias primas y la renta variable.