Tags: ISR |

MSCI amplía su gama de índices de cambio climático


MSCI ha anunciado la expansión de su gama de índices de cambio climático, que permite a los inversores explorar y valorar las oportunidades y riesgos relacionados con la transición hacia una economía con bajas emisiones de carbono. Los nuevos MSCI Climate Change Indexes (Índices de Cambio Climático de MSCI) forman parte de un conjunto de herramientas holísticas para ayudar a los inversores a crear carteras más resistentes al cambio climático e integrar las consideraciones sobre los riesgos climáticos en su proceso global de inversión a través de una metodología de reponderación basada en normas.

Los índices reponderan los valores en función de la puntuación de transición hacia las bajas emisiones de carbono de MSCI, que mide sistemáticamente la exposición de las empresas al riesgo de transición a las bajas emisiones de carbono, las emisiones de carbono en sí mismas y las reservas de combustibles fósiles, así como su exposición a oportunidades como proveedores de energías alternativas y soluciones de tecnologías limpias. Pueden utilizarse como índices independientes o superponiéndolos a una estrategia general de ESG (medioambiente, social y de gobierno por su sigla en inglés).

Los MSCI Climate Change Indexes tienen como objetivo aumentar la exposición de las empresas que ofrecen soluciones para combatir el cambio climático, aportando el doble de exposición para las empresas de tecnologías limpias al compararlas con el punto de referencia subyacente. Asimismo, los índices ayudan a rebajar la exposición de los activos bloqueados, reduciendo en un 50% la exposición del carbón para centrales térmicas y en cuatro veces la exposición de las empresas con productos generados mediante procedimientos con altas emisiones de carbono, con respecto al índice subyacente.

Tienen cuatro aplicaciones para los inversores: servir como punto de referencia de las políticas de inversión para orientar la asignación estratégica de activos; actuar como índice subyacente para productos pasivos, incluidos los fondos cotizados en bolsa (ETF) y los fondos mutuos; servir como punto de referencia para medir el rendimiento de los gestores de activos y como herramienta para comprender el impacto de los riesgos asociados al clima en los factores de riesgo y beneficio de las carteras, además de actuar como una manera escalable de implicarse con las empresas para mejorar el rendimiento de los criterios ESG. Los índices no excluyen los valores en función de su rendimiento climático.

Los nuevos MSCI Climate Change Indexes se suman a la gama en la que están están los MSCI Low Carbon Indexes y los MSCI Global Environmental Indexes.

Noticias relacionadas

Lo más leído