Motivos por los que apostar por compañías con atractivo dividendo, según DWS Investments


Aunque en el entorno actual no es fácil encontrar alternativas de inversión que resulten atractivas, un gran número de entidades han empezado a incluir en sus apuestas para el corto-medio plazo compañías que ofrezcan una alta rentabilidad por dividendo. Al fin y al cabo, “el pago regular del dividendo crea en el accionista una sensación de mayor confianza en la gestión”, asegura DWS Investments en un informe.  

 

En opinión de la gestora, la estrategia debería centrarse en seleccionar modelos de negocio consolidados, con ratios de pay-out inferiores al 50% y un crecimiento estable en el pago de dividendos y, por tanto, cobertura natural ante la inflación. A su juicio, en mercados sin tendencia definida como el actual “la generación de rentas puede suponer una rentabilidad adicional muy atractiva, que a la larga ha demostrado que alcanza en muchos casos aproximadamente un 50% de los retornos de la renta variable”.  

Según sus estimaciones, en comparación con el 2008, las compañías muestran actualmente unos balances mucho más saneados y con unos volúmenes de liquidez muy importantes, liquidez que podría utilizarse, entre otros fines, para retribuir a los inversores. “En general podríamos decir que el pago del dividendo va asociado a compañías maduras, con negocios consolidados, frente a compañías más jóvenes que necesitan reinvertir para seguir creciendo”, indica la firma.  

 

En este sentido, en el informe se recuerda que las compañías que pagan dividendo lanzan al mercado un mensaje de continuidad y confianza en el negocio y, además, raramente recortan el importe de los pagos por el riesgo reputacional que ello conlleva. Del mismo modo, “el hecho de contar con recursos limitados una vez desembolsado el dividendo hace que las empresas los utilicen de una forma mucho más eficiente”, asegura DWS Investments.  

 

Puede consultar el informe completo descargándose el siguiente archivo:

Noticias relacionadas