Tags: ETF |

Morningstar lanza el primer sistema de clasificación de productos de beta estratégico


Morningstar ha lanzado el primer sistema de clasificación de la industria sobre productos cotizados de beta estratégico con el objetivo de ayudar a los inversores a identificar, comparar y analizar los productos de inversión basados en el concepto de beta estratégico. “La necesidad para definir, medir y analizar el universo de beta estratégico beta ha aumentado a medida que los inversores han acudido a estos productos y éstos se han vuelto más complejos. Los inversores necesitan llevar a cabo el mismo grado de due diligence a la hora de evaluar los productos beta estratégico que el que harían con gestores de gestión activa”, asegura Ben Johnson, director de análisis de estrategias pasivas de la firma.

En la entidad explican haber creado un sistema de clasificación de beta estratégico para ayudar a los inversores a identificar las estrategias que están entre la gestión activa y la gestión pasiva. Morningstar define el “strategic beta” como una clase de productos de inversión que siguen índices que buscan bien mejorar el rendimiento bien alterar el nivel de riesgo respecto de un benchmark estándar, un segmento del mercado a medio camino entre la gestión activa y la gestión pasiva que ha experimentado un rápido crecimiento. Morningstar Direct, la plataforma de selección de inversiones de la compañía para inversores institucionales y asesores, incluirá tanto el nuevo sistema de clasificación como los datos relacionados.

Los clientes podrán identificar, analizar y buscar ETP en función de tres niveles de estrategia. El sistema identifica primero los productos beta estratégico por el estilo de inversión; luego, por el objetivo estratégico del índice de referencia, y por último, por el objetivo estratégico a un nivel más granular. Las clasificaciones por estrategia y sub-estrategia incluyen:

1) Estrategias orientadas a la rentabilidad, que buscan mejorar la rentabilidad o aislar una fuente específica de retorno con relación al benchmark. Las estrategias incluyen: Value, Growth, Momentum, Quality, Fundamentals, Dividend Screened/Weighted, Earnings Weighted, Revenue Weighted, Expected Returns, Shareholder Yield, y Multi-Factor.

2) Estrategias orientadas al riesgo, que tratan de aumentar o disminuir el nivel de riesgo en relación a un benchmark. Las estrategias incluyen: Minimum Volatility/Variance, Low/High Beta, Risk Weighted, Risk Parity, Maximum Diversification y De-Correlation.

3) Otros: Una amplia variedad de estrategias, que no son retorno- u orientado al riesgo. Las estrategias incluyen: Equal Weighted, Non-Traditional Commodity, Non-Traditional Fixed Income, y Multi-Asset.

“Nuestro nuevo sistema de clasificación de los productos de strategic beta ayudará a los inversores a entender sus opciones y a tomar decisiones de inversión más informadas. Dado que los productos de strategic beta exhiben una gran variedad de estilos de inversión, el sistema de clasificación de Morningstar puede ayudar a los inversores a comparar estrategias similares y a evaluar las inversiones dentro del marco de las tradicionales  categorías Morningstar,” afirma Johnson.

El informe de Morningstar, "A Global Guide to Strategic Beta Exchange-Traded Products", examina las tendencias en el crecimiento de los activos, los flujos de activos, el desarrollo de los productos, y los costes; evalúa los orígenes del strategic beta y los diferentes tipos de riesgo que estas estrategias pretenden controlar; además proporciona una guía práctica para el análisis de los ETF de beta estratégico.

Los volúmenes que mueven estas estrategias

La firma también acaba de publicar un informe especial titulado “A Global Guide to Strategic Beta Exchange-Traded Products” sobre este tipo de estrategias. En cuanto a los puntos relevantes del informe, destaca que –a cierre del primer semestre del año- Morningstar había identificado a 673 ETP de beta estratégico en su base de datos, que representan aproximadamente unos 396.000 millones de dólares en activos a nivel mundial. En este sentido, los ETP de beta estratégico representan el 19% de los activos de los ETP en Estados Unidos, el 5,6% de los activos de los ETP en Europa y tan sólo el 1,5% de los activos de los ETP en la región Asia-Pacífico.

Los ETP de la estrategia Dividend screened/weighted son los que más patrimonio tienen acumulado entre los productos de beta estratégico en cada una de las regiones – Estados Unidos, Canadá, Europa y Asia-Pacífico. El informe detecta una correlación positiva entre la tasa de adopción de un ETP de beta estratégico y el desarrollo del mercado de ETP de una región y el nivel de desarrollo de su industria de gestión de activos en general. Asimismo, revela que los ETP de beta estratégico tienden a cobrar unos costes que son más competitivos que sus competidores de gestión activa, aunque en algunos casos sólo de forma marginal.

Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído