Tags: Gestores |

Morgan Stanley: es el momento de volver a la renta variable europea


"En la hora más oscura es cuando hay que tomar las decisiones más dolorosas". Con esta frase, Matthew Leeman, director de renta variable europea de Morgan Stanley, explica la necesidad de comenzar a considerar una vuelta a esta clase de activo para las carteras de los inversores.



En su opinión y contrariamente a lo que sostiene la mayoría de los expertos, la renta variable americana no mejorará mucho antes que la europea. "En tres de las últimas cuatro crisis la europea tocó suelo a la vez que la estadounidense y luego subió a la vez", explica. Su confianza en las compañías europeas se basa en su nivel de exportación (un tercio de las ventas se realizan fuera del continente), en que los bancos europeos están menos endeudados que los estadounidenses y en la confianza de los consumidores, que se mantiene elevada.

Cree que la recuperación llegará cuando los indicadores mejoren, las compañías vuelvan a la senda de las ganancias, se recupere la confianza en el sistema bancario y se estabilize el precio de las viviendas en Estados Unidos. Por tanto, no considera que el mercado haya tocado suelo todavía, pero aunque espera que la volatilidad se mantenga alta en los próximos meses, cree que ahora es un buen momento para entrar en renta variable. "Las acciones european están extremadamente infravaloradas actualmente y ya están descontando las malas noticias que pueda haber a corto plazo", dice.



Asegura que es muy difícil acertar cuándo es el momento exacto en el que el mercado tocará suelo y comenzará la recuperación, por lo que su mejor consejo es que se vaya considerando esta clase de activo y se vaya entrando en bolsa con aportaciones sistemáticas. "En épocas de crisis es cuando surgen las mejores oportunidades", dice.Posiciones defensivasLeeman pasó por Madrid para presentar uno de sus fondos de renta variable europea, el MS INVF European Equity Fund, del que es responsable y en el que trabaja con otras cinco personas, en un equipo sólido en el que tres de sus miembros gestionan este tipo de activos de manera conjunta desde 2003, cuando coincidieron en Socgen y desde donde se incorporaron a Morgan Stanley en 2006 para llevar las riendas de los fondos europeos de bolsa.

Actualmente, el equipo está posicionado defensivamente, en compañías de gran capitalización de sectores como el tabaquero, el consumo básico o la sanidad. No obstante, en los últimos dos meses han comenzado a incluir un poco más de riesgo en su cartera y han entrado en alguna compañía más cíclica, como por ejemplo la suiza Nestlé. En cuanto a nombres españoles, tan sólo dos: BBVA y Telefónica. De la segunda (que está en el top 10 del fondo), Leeman habla maravillas. "Hay pocas compañías que en este entorno hayan conseguido aumentar el dividendo y controlado el gasto. Es una gran franquicia", dice. De la entidad financiera, alaba que no tiene problemas de capital.Leeman se define como escéptico en cuanto a su estilo: ni value, ni growth. Eligen las compañías de manera bottom up y mediante una cuidadosa selección basada en un conocimiento exhaustivo de la empresa. Son inversores a largo plazo y por tanto siempre analizan las compañías con esa mentalidad. "Tienes que obligarte a ti mismo, abstraerte un poco de la situación actual y mirar qué va a pasar en el futuro con las compañías que seleccionas", explica Luca Armandola, que trabaja con Leeman en el equipo de renta variable europea.

Tienen una cartera muy concentrada, con entre 30 y 50 valores. Actualmente están en 37.

Lo más leído