Moody's rebaja la calificación a 28 bancos y sólo libra a los grandes del bono basura


Después del reciente tijeretazo al rating de España hasta Baa3 y la amenaza de calificar la deuda nacional dentro del grado de bono basura en un plazo no mayor de 30 días, la agencia de calificación ha revisado ahora las notas de todos los bancos del país. Tras hacerlo, y teniendo encuenta el impacto que el rescate pedido ya formalmente a Bruselas puede tener sobre la banca, ha decidido rebajar la nota de 28 entidades entre uno y cuatro escalones, colocando a gran parte del sector en el nivel de bono basura.

Así, tres entidades han visto mermada su calificación en un escalón, 11 bancos en dos, 10 bancos han caído tres escalones y seis entidades han visto recortado su rating en cuatro escalones. Después de la rebaja, sólo Santander y Santander Consumer Finance quedan un paso por encima de la deuda española (Baa2), gracias a su diversificación geográfica. El resto de bancos está ahora al mismo nivel (BBVA, Banesto, CaixaBank, Caja Laboral, Caja Rural de Navarra y Banca March, en Baa3) o por debajo del rating del estado, ya en nivel de bono especulativo. Así, el nivel crediticio de 22 entidades se sitúa ya, oficialmente, en alta rentabilidad o high yield.

La agencia, que ha hecho pública la noticia tras el cierre de Wall Steet, indica en su comunicado las razones de su decisión: por un lado, está ligada al deterioro del perfil crediticio del Estado, lo que no sólo afecta a la capacidad del Gobierno para apoyar al sector financiero, sino que también pesa sobre la autonomía de crédito de las entidades. Además, se muestra preocupada por la exposición de la banca a propiedades inmobiliarias comerciales: cree que va a provocar elevadas pérdidas, lo que incrementa la posibilidad de que las entidades requieran de más ayudas.

La agencia ha evaluado el impacto de esta decisión sobre los bancos españoles "dada la magnitud de la rebaja de la calificación a España y la creciente incertidumbre en torno a la valoración de los activos inmobiliarios de los bancos". Además, también ha tenido en cuenta las consecuencias de una mayor probabilidad de que las entidades financieras tengan que hacer frente a mayores pérdidas.

Se trata del tercer golpe que recibe la banca española en poco más de un mes. Moody’s ya recortó la calificación de varias entidades el pasado 17 de mayo. Degradó la deuda de 16 entidades españolas entre uno y tres escalones, después de haber hecho lo propio con la deuda nacional, recortándola desde A3 hasta Baa3, con perspectiva negativa, a un paso del bono basura. Y a semana pasada, la agencia rebajó la nota a 15 grandes entidades de todo el mundo, incluyendo a los cinco grandes bancos de Wall Street: Bank of America, Citi, Goldman Sachs, JPMorgan y Morgan Stanley, ante su elevada exposición a la volatilidad de los mercados.

Noticias relacionadas

Lo más leído