Mobius: si el nuevo banco de desarrollo de los BRICS triunfa, traders e inversores tendrán que repensar sus modelos de riesgo


Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica han dado un paso histórico con la firma de un acuerdo multilateral para la creación de su propio banco de desarrollo para los BRICS, así como un fondo de reserva común en divisa extranjera. La noticia saltó el pasado mes de agosto y ahora es el gurú de los emergentes por excelencia, Mark Mobius, quien analiza las implicaciones del nacimiento de este nuevo vehículo de financiación.

“Creo que el impacto inicial de este nuevo banco de desarrollo para los mercados emergentes es que muchos países podrían tener una nueva fuente de financiación para proyectos de infraestructura que no estaría disponible de otra manera”, comienza Mobius. Yendo más allá, opina que, a medida que el banco evolucione hasta convertirse, probablemente, en una cámara de compensación de las operaciones de financiación en divisa distinta al dólar, la negociación en mercados emergentes podría pasar a realizarse, cada vez más, en diferentes divisas. Por tanto, es probable que los traders y los inversores tengan que repensar sus modelos de riesgo en relación con las divisas”.

El gestor no se queda ahí. A continuación, afirma que, si los países BRICS consiguen alcanzar sus objetivos con éxito, “este grupo y su nuevo banco de desarrollo se podrían volver muy poderosos, al cambiar el entorno financiero global”. “Por supuesto, el gran interrogante es su capacidad para lograr la unidad”, añade sarcásticamente.

El experto de Franklin Templeton Investments recuerda que el capital de este nuevo banco estará repartido entre los cinco países participantes, a pesar de que estas economías tienen tamaños muy diferentes y que algunas han estado sometidas a la influencia de otros países en el pasado. “Esto es importante, porque los países más ricos probablemente serán los más dominantes, y el hecho de que China sea el mayor tenedor de reservas extranjeras será un factor decisivo”, indica al respecto. De hecho, la sede del banco estará en Shangái. Mobius continúa con su explicación recordando que China será el mayor contribuidor a la nueva entidad, al aportar 41.000 millones de dólares. “En comparación con el sistema bancario global, el comienzo de este nuevo banco es pequeño pero necesitamos tener los ojos puestos en sus progresos”, advierte el experto. 

La unión hace la fuerza

Mobius incide en la cuestión de si los BRICS podrán ser capaces de unificar sus objetivos. “Estas economías son diferentes, con historias diferentes y culturas diferentes. Dado que China es la más rica de las cinco, creo que definitivamente habrá algo de preocupación sobre la posibilidad de que China tome un rol dominante”, advierte.

El gurú manifiesta que, a priori, China y la India (el primer presidente del banco será indio) deberían ser los principales beneficiarios del éxito de esta empresa. Pero cree que Rusia y Brasil podrían ir ganando importancia, dado que el primer presidente del Comité de Gobernadores será ruso y el primer presidente del Comité de Administración será brasileño. Tampoco le resta importancia al papel de Sudáfrica, que acogerá la sede continental del banco: “Sudáfrica tiene las mejores infraestructuras de toda África y tiene el potencial para llevar todo el continente a un nuevo nivel de crecimiento”, declara al respecto. 

Primeros obstáculos

A pesar de su postura optimista, Mobius tampoco ignora todo lo que queda por hacer: por ejemplo, los BRICS tienen que decidir la divisa dominante y los objetivos que perseguirá la política de préstamos del banco. “Si estos países pueden juntarse para hacer de este nuevo banco un éxito, muchos otros mercados emergentes podrían cosechar sus beneficios”, afirma. El gestor concluye que “si hay flujos de fondos más grandes hacia los mercados emergentes y particularmente hacia los BRICS, creo que esto puede ser bueno para todas las economías del mundo que comercian con ellos a gran escala”. 

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente

Lo más leído