MMLF: el programa de la Fed para garantizar la liquidez de los fondos monetarios en EE.UU.


La Fed ha puesto en marcha en los últimos días un nuevo QE, un “QE infinito” como lo bautiza Anna Stupnytska, responsable global de macroeconomía de Fidelity International, por el que se compromete a comprar durante este 2020 prácticamente de todo, desde deuda pública hasta deuda privada, incluidas titulaciones e incluso ETF, algo que no hasta ahora no había hecho ni siquiera en los peores momentos de la crisis financiera que se desató tras el estallido de la burbuja de las hipotecas subprime.

Este arsenal se suma a la batería de medidas que ha ido anunciado la reserva Federal en las últimas semanas y que incluyen desde la bajada de tipos al 0% hasta la acción coordinada con los mayores bancos centrales del mundo para  potenciar la provisión de liquidez vía líneas de swaps en dólar americano…Una lista en la que también hay una medida específica destinada a dotar de mayores garantías a los fondos de inversión, en concreto a los llamados fondos monetarios prime.

Hace una semana, el pasado día 18 de marzo, la Reserva Federal anunció un nuevo programa, Money Market Mutual Fund Liquidity Facility  (MMLF) por el que se compromete a realizar préstamos a instituciones financieras que compren participaciones en fondos monetarios prime. “Los fondos monetarios son herramientas de inversión comunes para familias, negocios y una variedad de compañías. El MMLF ayudará a los fondos del mercado monetario a satisfacer las demandas de reembolsos de los hogares y otros inversores, mejorando el funcionamiento general del mercado y la concesión de créditos a la economía en general”, afirma la Fed en un comunicado colgado en su página web.

Hay que tener en cuenta que, a diferencia de los fondos monetarios tradicionales, los llamados prime, que solo se venden en EE.UU., cuentan con una característica muy singular y es que tienen como objetivo mantener su valor liquidativo siempre por encima de 1 dólar por participación. Un compromiso que siempre se ha mantenido con la excepción de lo que ocurrió con el fondo Reserve Primary Fund, de Lehman Brothers, que se vio obligado liquidarse tras caer sus participaciones por debajo de este dólar mínimo, lo que se conoce como “break the buck”.

Pues bien, apenas horas después de conocerse esa medida de la Fed para apoyar a los fondos monetarios, hubo en EE.UU. algunas entidades financieras que optaron por aprovechar el capote de la Reserva Federal para dotar de una mayor liquidez a algunos de fondos monetarios prime. Una de ellas fue Goldman Sachs quien comunicó una dotación de liquidez adicional a dos de sus fondos al comprar 722,4 millones de dólares en activos del fondo GS Financial Square Money Market Fund y 301,2 millones de dólares del fondo  GS Fund Square Prime Obligations Fund (ninguno de ellos está disponible para la venta en España).

Y eso a pesar de que los niveles de liquidez de ambos productos estaban ya muy por encima de ese 30% de la cartera en activos liquidables en cinco días que exige la Fed  a este tipo de fondos (en el caso del primero ese nivel estaba por encima del 40% y en el segundo, del 34% a pesar de los reembolsos que se habían producido en ambos productos). “Estas acciones subrayan nuestro compromiso de que los fondos de GSAM proporcionen liquidez a los clientes centrados en las implicaciones a corto plazo del actual entorno de mercado", dijo David Fishman, jefe de la división de Liquidez Equipo de gestión de la cartera de soluciones dentro de Goldman Sachs Asset Management.

“La expansión de este programa, que se pone en marcha esta semana, es un alivio bienvenido para los fondos monetarios a nivel mundial, ya que está dirigido específicamente a los monetarios prime y reduce las tensiones en el mercado. Debido a que el MMLF actuará como una salida de liquidez para los fondos prime del mercado monetario de EE.UU., creemos que es una herramienta importante para ayudar a asegurar que todos los fondos prime puedan mantener suficiente liquidez.”, afirmó la entidad en una nota a clientes.

Otra de las entidades financieras que ha recurrido al MMLF ha sido BNY Mellon, que la semana pasada compró 1.200 millones de dólares en participaciones de su fondo prime Dreyfus Cash Management para reforzar la liquidez del mismo tras los reembolsos sufridos en los días anteriores.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente

Lo más leído