Misunderstimated: No es país para viejos


Tras el repaso a varias cuestiones de carácter más macro y a teorías económicas, los gestores de Hexam – Ignis AM abordan ahora una de las principales ideas que ha sido “malinfraestimada” (Misunderstimated) en relación con los mercados emergentes: el ahorro. El ahorro en los países desarrollados no es suficiente para cubrir nuestras necesidades de crecimiento, no se ha adaptado al nuevo escenario mundial y está muy expuesto a los propios activos domésticos, experiencia que desgraciadamente estamos viviendo en nuestras propias pieles con la crisis de Grecia. Por tanto, y dados los retornos que está ofreciendo la renta variable de países desarrollados y los bonos de estas mismas regiones, quizá sea el momento de replantearnos esa asignación insosteniblemente baja que tenemos a emergentes. Como acertadamente anotaban al principio de este libro los especialistas de Ignis AM, la cuestión no está ya en si tener o no exposición a emergentes, si no en si tenemos realmente la suficiente.

Junto al anterior, los autores de Misunderstimated analizan otro aspecto fundamental: el demográfico. La población –sobre todo en las regiones emergentes- está creciendo a unos ratios muy superiores a lo que lo ha hecho históricamente y además la longevidad está aumentando lo que da lugar a dos mundos claramente diferenciados. Por un lado, las economías emergentes que suponen el 80% de la población mundial y que se encuentran en una etapa inicial de desarrollo en la que el crecimiento poblacional tiene su repercusión positiva en el PIB. En consecuencia, tienen unas dinámicas laborales mucho más favorables -cuentan con mayor masa de población en edad de trabajar- y, por ende, no sufren de forma inmediata la presión de una población envejecida. Por el otro, los países desarrollados, cuyas tasas demográficas están estancadas o disminuyendo y que tienen un altísimo porcentaje de población envejecida. Habida cuenta de lo anterior, resulta inevitable preguntarse a qué estamos esperando para actuar. O dedicamos una mayor proporción de nuestros ingresos al ahorro y lo asignamos a inversiones de más alto rendimiento o estamos ante el peligro de lo desconocido. Los esquemas de pensiones no están considerando el problema – otra “misunderstimation”.

 

La siguiente entrega del libro “Misunderstimated” discutirá en detalle todas aquellas áreas de inversión que han sido infravaloradas y malentendidas.

 

Lo más leído