Mirabaud: “Ahora el principal driver de los convertibles es la renta variable”


Mirabaud cuenta actualmente con dos fondos que invierten en bonos convertibles, uno global, el Mirabaud – Convertible Bonds Global, y otro europeo, el Mirabaud – Convertible Bonds Europe. Su gestor, Renaud Martin, lleva trabajando para Mirabaud cuatro años y cuenta con una impresionante experiencia en esta clase de activos, acumulada tras su paso por firmas como Crédit Agricole, J.P.Morgan o Société Générale. Martin ha estado de visita en España y ha tenido un hueco para repasar y actualizar la estrategia europea, que acaba de cumplir tres años. Este fondo tiene una duración de 2,9 años con una sensibilidad del 2,5%, e invierte en un conjunto de 56 nombres entre los que destaca CaixaBank como la posición de mayor peso en cartera, un 3,6%. 

Comencemos recordando las bondades de esta clase de activo. Martin pone especial acento en la convexidad que están ofreciendo actualmente las emisiones vivas. El gestor explica que, gracias a la convexidad, esta clase de activo sólo registra un tercio de toda la caída del mercado y es capaz de aprovechar hasta el 66% de subida en momentos de alzas. Teniendo en cuenta que se prevé un repunte de la volatilidad de los próximos meses como consecuencia del cambio de las políticas monetarias de la Reserva Federal y el BCE, Martin concluye que los convertibles “ofrecen ahora más protección”. Profundiza en esta tesis: “Si se quiere invertir ahora en renta fija, los inversores van a mirar los convertibles, porque van a ofrecer la seguridad de los bonos y la volatilidad y los beneficios de la renta variable”. Además, el gestor recuerda que “los convertibles están descorrelacionados con otros activos del mercado, presentan una relación negativa con los tipos gracias a la opción de convertir”. 

Esta cualidad es clave para invertir en esta clase de activo. De acuerdo con el gestor, los bonos convertibles vienen de cerrar su mejor año- 2013- desde la quiebra de Lehman Brothers, gracias al incremento de las inversiones en este espacio y al aumento del número y diversidad de las emisiones. De hecho, llega a afirmar que el último año ha sido “un fantástico comienzo para las nuevas emisiones”. Enumera varias razones… y contrapartidas: “Ha habido más diversidad en los últimos dos años, pero al mismo tiempo ha empujado los precios al alza por cuestiones de liquidez, evolución de los tipos y volatilidad. Es decir, que el récord de emisiones ha sido un motor de precios al alza”. Esto le lleva a sentenciar que “los convertibles se han puesto un poco caros por la gran cantidad de flujos de entrada en esta clase de activo, pero la convexidad es atractiva”. 

Martin es consciente de que “ahora hay menos momento en renta variable, se ha vuelto más complicado la selección de emisiones, elegir sólo a los ganadores. El mercado se ha vuelto más selectivo desde junio, ahora hay más dispersión y más volatilidad”. Esta última declaración da pie al otro punto clave para entender el estilo de gestión – “muy bottom up”, en palabras del representante de Mirabaud- y dónde está encontrando oportunidades actualmente: se trata de identificar las fuentes de alfa. “Tras las intervenciones del BCE y la Fed, muchos inversores de renta fija que estaban buscando rentabilidad han estado comprando sectores muy defensivos que paguen altos dividendos, que han estado batiendo a los sectores más cíclicos en los últimos cuatro meses”, indica el gestor. Esta preferencia ha perjudicado a valores más cíclicos, principalmente a las small caps, de las que observa que “ahora están muy baratas”. 

“Dos tercios de los bonos convertibles europeos son sectores cíclicos y ahora cotizan con fair value. Draghi está siendo el principal motor de sus fundamentales en estos momentos: esperamos que las compañías se vayan desapalancando y puedan incrementar sus márgenes, que todavía están un 30% por debajo de sus máximos de 2007”, declara Martin, que también tiene en cuenta que ña apreciación del dólar también beneficiará a las compañías cíclicas. “Esto nos lleva a creer que en Europa se está preparando un plan masivo de inversiones corporativas, esperamos noticias positivas sobre los beneficios empresariales para finales de 2014. Es por esto que ahora el principal driver de los convertibles es la renta variable ”, sentencia el experto. 

Teniendo en cuenta que considera que ahora mismo la mayor fuente de alfa de este activo considerado como híbrido por muchos, el experto también recuerda que “si los tipos suben no va a ser tan malo para la renta variable. Depende de qué niveles se parte, y desde tipos tan bajos la subida va a ser buena, especialmente para los valores cíclicos”. Esto lleva a Renaud Martin a concluir su repaso a este universo de inversión con esta afirmación: “Lo que dijimos sobre el mercado de convertibles a principios de año todavía sigue siendo cierto. Si las compañías se desapalancan habrá sorpresas positivas de beneficios, pero también se generarán inflación”. 

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas