Miguel Ángel García (Diaphanum): “El 2018 podría ser el año del value”


Hay cinco claves que podrán marcarán el 2018, sin embargo, los expertos de Diaphanum prestan especial atención a una de ellas. En un contexto de valoraciones de bonos corporativos y renta variable muy ajustadas, Miguel Ángel García, director de Inversiones, cree que cualquier muestra de debilidad puede provocar importantes perdidas.

En este sentido, mirarán muy de cerca que indicadores como el ISM y PMI no se sitúen por debajo de 50, que no haya una reducción drásticas de la confianza de los consumidores, una inversión de la curva, una subida fuerte del petróleo y que no caigan los resultados empresariales.

Las cuatro claves restantes son estímulos económicos en EE.UU. que creen problemas inflacionistas a medio plazo, que los bancos centrales tengan que acelerar la retirada de estímulos, que las economías emergentes mantengan su ritmo de crecimiento y acontecimientos geopolíticos de una magnitud importante.

La firma está neutral en renta variable, activo que está valorado ligeramente por encima de su media histórica, pero que piensan que tiene recorrido en la medida que avancen los resultados empresariales. “Las valoraciones más atractivas están en la Eurozona y los países emergentes”, destaca.

En cuestión de estilos, dentro de la gestión activa, considera que “el 2018 podría ser el año del value”. En Europa y España juegan esta baza a través del Schroder ISF European Value y el Magallanes Iberian Equity, respectivamente. Además, en España combinan el fondo de Iván Martín con un fondo índice de la bolsa española, como una estrategia táctica en la que apuestan porque, tras el asunto catalán, el Ibex vuelva a correlacionarse con el resto de mercado. En EE.UU., por el momento tienen un fondo de gestión pasiva pero esperan incorporar un fondo value próximamente. 

La lógica de sus carteras por la parte de renta fija es, señala Rafael Ciruelos, experto en Estrategia e Inversiones, sobreponderar tesorería y alternativos por el miedo a que se pueda perder dinero en los bonos. Según Ciruelos, la tesorería sigue siendo un medio de bajar la volatilidad de las carteras y preservar capital. Como mucho esperan un retorno razonable en bonos de alto rendimiento, convertibles y emergentes.

En cuanto a alternativos, optan por productos de baja volatilidad y con expectativas de retorno reducido. En esta categoría tienen como vehículos seleccionados a Deutsche Concept Kaldemorgen, Cartesio X, Ethna-DEFENSIV, Blackstone Diversified Multi-Strategy, Lyxor Newcits IRL PLC - Lyxor/Tiedemann Arbitrage Strategy y Eurostone.

Riesgo

El principal riesgo que identifican para el próximo año es la complacencia de los inversores ante la baja volatilidad. “Los inversores asumen niveles de riesgo superiores a los que pueden soportar y cuando hay una corrección de mercado contribuyen a que sea mayor al ponerse nervioso ante las perdidas, decisión que suelen tomar en el peor momento”.

Desde el punto de vista de crecimiento de las economías mundiales, “todo intachable”, resume García. No les preocupa en exceso el riesgo de inflación,

Noticias relacionadas

Lo más leído