Tags: ETF |

Mientras cunde temor ante una nueva recesión, la gama de ETF de smart beta Dividend Aristocrats ofrece un perfil de riesgo-rendimiento atractivo


TRIBUNA de Daniel Ung, CFA, CAIA, FRM, estratega de Smart Beta ETF en State Street Global Advisors. Comentario patrocinado por State Street Global Advisors.

  • Contradiciendo la tendencia, la reciente inversión de la curva de rendimientos no estaría pronosticando una recesión 
  • Los ETF de smart beta Dividend Aristocrats permiten al inversor mantener su exposición a la renta variable y reducir, al mismo tiempo, el riesgo de pérdidas

En marzo, uno de los indicadores de recesión más fiables, el rendimiento del bono del Tesoro estadounidense a diez años, se activó al descender por debajo del rendimiento de los bonos a tres meses.

Fue la primera ocasión desde mediados de 2007 que la curva de tipos se invirtió, desencadenando entre los inversores el miedo ante un posible comienzo de una nueva fase bajista.

Para situar estos temores en contexto, desde que finalizó la Segunda Guerra Mundial, la inversión de la curva ha precedido a una recesión económica global en siete ocasiones.

Sin embargo, desde SPDR creemos que la reciente inversión no se ajusta a esa tendencia, y argumenta que esta es más bien un síntoma provocado por una ausencia de inflación y una prima muy negativa en rendimiento del bono del gobierno estadounidense a 10 años. Esto, a su vez, plantearía la necesidad de que los bancos centrales introduzcan medidas para relanzar las economías en un momento en el que estas empiezan a flaquear.

La subida de los precios de algunas materias primas —como los metales y el petróleo— contradice la narrativa de que la economía global se encuentre al borde de una recesión, ya que tales subidas suelen ir intrínsecamente vinculadas al crecimiento económico.

La economía estadounidense, de la que depende en buen grado la salud de la economía global, ha registrado una fuerte mejora de los principales indicadores, incluyendo el Atlanta Fed GDPNow que contempla la previsión del PIB a corto plazo —actualmente de un 2,3% para el próximo trimestre, un repunte significativo desde el nivel de casi cero hace solo unas semanas—.

La renta variable sigue ofreciendo buen potencial

El temor a que una ralentización económica global sincronizada pueda conducir a una recesión ha hecho que la confianza del inversor caiga hasta su nivel más bajo en 19 años.

Las entradas de capital en ETF han sido negativas durante todo el primer trimestre del año, y la incertidumbre que persiste sobre la economía de la zona euro —causada, entre otras cosas, por la desaceleración de Alemania y por la incapacidad de consenso político en torno al Brexit— ha enfriado el apetito de los inversores por la renta variable europea en general y, en particular, por la británica.

Por el contrario, SPDR opina que quien opte por deshacerse de sus posiciones en renta variable ahora se arriesgaría a no participar en la importante recuperación de las cotizaciones bursátiles. Echando la vista atrás, observamos que, después de los últimos siete episodios de la inversión de la curva de tipos de interés, los subyacentes de los índices S&P 500 y DAX se revalorizaron un 13% y un 15%, respectivamente, en los siete y nueve meses posteriores.

Smart beta, una solución para tiempos inciertos

Si bien puede que la renta variable siga siendo una buena opción de inversión, dado que tanto el crecimiento económico como el crecimiento de los beneficios empresariales siguen siendo en gran medida favorables, SPDR aconseja al inversor precaución ante la volatilidad asociada a las fases tardías de los ciclos económicos.

Por esta razón, podría ser necesario introducir un componente defensivo en las carteras de inversión a modo de protección.

No hay garantía de que 2019 pueda superar el excelente resultado de los tres primeros trimestres de 2018, pero los ETF de smart beta Dividend Aristocrats es una gama de instrumentos que ofrece una calidad superior.

Estos ETF siguen el enfoque de inversión del legendario inversor value Benjamin Graham, que recomendaba invertir en empresas de calidad que fueran capaces de aumentar sus dividendos, de forma consecutiva y sin interrupción.

Daniel Ung, estratega sénior de ETF de SPDR, explica: "Los ETF smart beta experimentaron un incremento de flujos cuando el mercado sufrió un revés en el cuarto trimestre del año pasado. En momentos como ese, las estrategias smart beta revelan su verdadera utilidad para el inversor".

"El análisis nos muestra que, a medida que el final de ciclo se acerca, deberíamos enfocarnos en dos factores: calidad y baja volatilidad. Los Dividend Aristocrats permiten al inversor mantener su exposición a la renta variable y, al mismo tiempo, reducir el riesgo de pérdidas". 

"¿Cómo nos aseguramos de que la calidad se mantiene hasta la siguiente reconstitución del índice? El año pasado el S&P —el índice subyacente de los ETF— adoptó la regla de que aquellas compañías que hubieran dejado de repartir dividendos o los hubieran reducido dejarán de formar parte del índice, de esta manera se garantiza la calidad de la estrategia de dividendos".

Con un perfil aún más defensivo, las estrategias de baja volatilidad pueden ser utilizadas por un inversor que prevea una corrección del mercado y busque reducir el nivel de riesgo de su posición principal en cartera. Las estrategias de baja volatilidad de SPRD seleccionan las acciones menos volátiles basándose en su volatilidad histórica, incorporando una reconstitución frecuente de la muestra que permite a la estrategia invertir convenientemente para obtener una exposición defensiva con baja volatilidad.

Históricamente, en fases bajistas, las estrategias de baja volatilidad de SPRD han conseguido batir a su respectivo universo de referencia ponderado por capitalización bursátil.


Para obtener información adicional acerca de la gama de estrategias defensivas de SPDR ETF consulte spdrs.com: https://www.spdrs.com/investment-ideas/smart-beta-etfs?WT.mc_id=dis_sb_div-ari_es_fps_adv_may19

Bloomberg

(Primary Listing)

Fund Name

ISIN

TER (%)

SPYV GY

SPDR S&P Emerging Markets Dividend UCITS ETF

IE00B6YX5B26

0.55

SPYW GY

SPDR S&P Euro Dividend Aristocrats UCITS ETF

IE00B5M1WJ87

0.30

ZPRG GY

SPDR S&P Global Dividend Aristocrats UCITS ETF

IE00B9CQXS71

0.45

ZPRA GY

SPDR S&P Pan Asia Dividend Aristocrats UCITS ETF

IE00B9KNR336

0.55

SPYG GY

SPDR S&P UK Dividend Aristocrats UCITS ETF

IE00B6S2Z822

0.30

SPYD GY

SPDR S&P US Dividend Aristocrats UCITS ETF

IE00B6YX5D40

0.35

ZPRL GY

SPDR EURO STOXX Low Volatility UCITS ETF

IE00BFTWP510

0.30

SPY1 GY

SPDR S&P 500 Low Volatility UCITS ETF

IE00B802KR88

0.35

Fuente: Bloomberg, a 30 de abril de 2019.


DISCLAIMERS

Comunicación de marketing. Esta información está dirigida únicamente a clientes profesionales.
Este documento ha sido emitido por State Street Global Advisors Limited ("SSGA"). Autorizada y regulada por la Financial Conduct Authority. Número de registro 145221. Número de identificación a efectos de IVA 5776591 81. Sede social: 78 Sir John Rogerson’s Quay, Dublin 2. T: +44 020 3395 6000. F: +44 020 3395 6350 Web: ssga.com. Este documento contiene información exclusivamente general, y no tiene en consideración los objetivos, situación financiera o necesidades particulares de ningún cliente. Cada inversor debe decidir si resulta apropiado para él.
Una estrategia Smart Beta no busca replicar la evolución de ningún índice ponderado por capitalización, por lo que podría registrar un resultado inferior al de tales índices. A su vez, los factores a los que busca ofrecer exposición una estrategia Smart Beta podrían mostrar un comportamiento cíclico. En consecuencia, una estrategia Smart Beta podría verse superada por el mercado, o por otras estrategias Smart Beta expuestas a factores similares o diferentes a los suyos. De hecho, creemos que las primas asociadas a los factores se generan a largo plazo (5-10 años), de modo que los inversores deberían plantearse un horizonte temporal largo a la hora de invertir.
La información aquí expuesta no constituye ningún tipo de asesoramiento de inversión tal y como dicho término viene definido en la Directiva relativa a los mercados de instrumentos financieros (2014/65/UE) o reglamentos suizos aplicables y no debería utilizarse con ese propósito. Tampoco debería interpretarse como una incitación a compra ni como una oferta de venta de inversiones. Esta información no tiene en consideración los objetivos, estrategias, estatus fiscal, apetito de riesgo ni perspectivas de ningún cliente o cliente potencial con respecto a sus inversiones. Si precisa de asesoramiento para sus inversiones, debería consultar a su asesor fiscal, financiero o de otra índole profesional. Todo el material se ha obtenido de fuentes consideradas fiables. No existe manifestación ni garantía alguna respecto a la exactitud de la información y State Street no asumirá ninguna responsabilidad por decisiones basadas en la misma.
Los fondos cotizados (ETFs) operan como acciones, están sujetos a riesgo de inversión y su valor de mercado fluctuará. El valor de la inversión puede tanto descender como ascender, por lo que el retorno de la inversión será variable. Las alteraciones de los tipos de cambio pueden afectar negativamente el valor, el precio o la rentabilidad de una inversión. Además, no existe ninguna garantía de que un fondo cotizable alcance su objetivo de inversión.
Las opiniones aquí expresadas son del equipo estratégico SPDR EMEA ETF y son susceptibles de cambiar en función del mercado y otras condiciones. Este documento contiene algunas declaraciones consideradas prospectivas. Tenga en cuenta que ninguna de esas declaraciones es garantía de determinados rendimientos en el futuro y que los resultados o acontecimientos reales pueden diferir de los aquí proyectados.
Los rendimientos pasados no garantizan resultados futuros.
Al invertir usted se expone a riesgos, entre otros, el de perder la totalidad de la cantidad invertida. Tal actividad podría no ser apta para todo inversor.
El valor de los valores de renta variable puede fluctuar como consecuencia de las actividades de una determinada empresa o de las condiciones generales del mercado y la economía.
Las inversiones en mercados emergentes o en desarrollo pueden ser más volátiles y menos líquidas que las inversiones en mercados desarrollados y pueden suponer también una exposición a estructuras económicas que por lo general son menos diversas y maduras, así como a sistemas políticos menos estables que los de países más desarrollados. Invertir en valores emitidos en el extranjero podría conllevar un riesgo de pérdida de capital por una fluctuación desfavorable del valor de las divisas, por retenciones fiscales, por diferencias respecto a los principios de contabilidad generalmente aceptados o por inestabilidad económica o política en otros estados.
Standard & Poor’s, S&P y SPDR son marcas registradas de Standard & Poor’s Financial Services LLC (ʹS&Pʹ); Dow Jones es una marca registrada de Dow Jones Trademark Holdings LLC (ʹDow Jonesʹ). Dichas marcas han recibido licencia de uso por parte de S&P Dow Jones Indices LLC (ʹSPDJIʹ), así como sublicencia por parte de State Street Corporation para determinados fines. Los productos financieros de State Street Corporation no son patrocinados, respaldados, vendidos ni promocionados por SPDJI, Dow Jones, S&P, sus respectivas sociedades vinculadas o terceras partes licenciantes y ninguna de dichas partes realizan manifestación alguna en cuanto a la conveniencia de invertir en tal/es producto/s, como tampoco se hacen responsables de nada relacionado con lo anterior, incluido cualquier error, omisión o interrupción de cualquier índice.
BLOOMBERG®, un logotipo y marca de servicios de Bloomberg Finance L.P. y sus sociedades vinculadas, y BARCLAYS®, un logotipo y marca de servicios de Barclays Bank Plc, han recibido licencia para su uso relacionado con la cotización y el uso comercial del SPDR Bloomberg Barclays ETFs.

La información aquí contenida no constituye una recomendación de análisis ni «análisis de inversiones» y está clasificada como «comunicación de marketing» según lo estipulado en la Directiva relativa a los mercados de instrumentos financieros (2014/65/UE) o reglamentos suizos aplicables. Todo ello implica que esta comunicación de marketing (a) no se ha elaborado con arreglo a las disposiciones legales orientadas a promover la independencia de los informes de inversiones, (b) no existe prohibición alguna que impida la negociación antes de la divulgación de los informes de inversiones. 

Para inversores en España: tanto SSGA SPDR ETFs Europe I como II plc han sido autorizados para la distribución pública en España y están registrados en la Comisión Nacional del Mercado de Valores con los números 1244 y 1242. Antes de invertir, los inversores podrán obtener una copia del Prospecto y los Documentos de datos fundamentales para el inversor, las memorias de comercialización, el reglamento o las escrituras de constitución del fondo, así como de los últimos informes anuales y semestrales de SSGA SPDR ETFs Europe I y II plc de Cecabank, S.A. Alcalá 27, 28014 Madrid (España), que es el Representante, Agente de Pago y Distribuidor en España o en la página web www.spdrs.com. El distribuidor español de SSGA SPDR ETFs se encuentra disponible en la página web de la Comisión Nacional del Mercado de Valores.
Las inversiones concentradas en un determinado sector o industria tienden a ser más volátiles que el mercado en su conjunto y hacen que incremente el riesgo de que disminuyan los retornos a raíz de eventos que tengan efectos negativos sobre dichos sectores o industrias, lo cual podría provocar un descenso del valor de las participaciones del Fondo.
Queda prohibida la reproducción, copia o transmisión, total o parcial, de este documento, así como la divulgación de su contenido a terceros sin el consentimiento expreso y por escrito de State Street Global Advisors.
Por lo general, los bonos presentan menor riesgo y volatilidad a corto plazo que las acciones, pero tienen un riesgo relacionado con el tipo de interés (al aumentar los tipos, suelen descender los precios de los bonos), riesgo de impago del emisor, riesgo de crédito del emisor, riesgo de liquidez y riesgo de inflación. Estos efectos normalmente son más acusados en valores a largo plazo. Cualquier valor de renta fija que se venda o amortice antes de su vencimiento puede acarrear ganancias o pérdidas sustanciales.
Los logotipos y marcas de servicios aquí expuestos pertenecen a sus respectivos propietarios. Los proveedores de información de terceros no garantizan ni manifiestan en ningún modo que los datos son exactos, completos o actuales y no asumen responsabilidad alguna por daños y perjuicios de cualquier tipo relacionados con el uso de dichos datos.

EXP 31/07/2019 ID 2537203.1.1EMEA.INST
© 2019 State Street Corporation. Todos los derechos reservados

Profesionales
Empresas

Lo más leído