“Mi preocupación es no perder dinero”


La Agencia Espacial Europea (ESA) es un organismo intergubernamental que no sólo desarrolla tecnología espacial. Es más, uno de sus principales cometidos es gestionar y asegurar la inversión que reciben de cara a financiar sus proyectos. ¿Cómo y de qué manera lo administran? En una entrevista concedida a Funds People, Carlos Lasuén, tesorero de la organización desde hace seis años, explica la prudente política de inversiones que ejercen.

Invierten en fondos, sicav, certificados de depósito y depósitos con liquidez diaria referenciados al euríbor. Eso sí, los fondos tienen que ser monetarios europeos denominados en euros y con calidad de grado de inversión.

La política que motiva e impulsa a invertir dinero es lo que llaman en la Agencia “retorno industrial garantizado”. Esa es una de las razones del funcionamiento de la tesorería porque, como explica Lasuén, ingresan el dinero antes de gastarlo.

Su máxima preocupación es pagar a la industria en el momento en que tienen que hacerlo. Se vanagloria de ser “una de las pocas empresas en Europa que pagamos a los 30 días. "Eso significa -apunta- que nuestro objetivo principal es promover y apoyar a la industria espacial europea, es decir, tener el dinero preparado en cada momento para pagar a las empresas”.

La Agencia, que no depende de la Unión Europea, la forman 19 países con intereses económicos distintos que hay que poner de acuerdo. Lasuén y su equipo no juegan con fuego porque no pueden. “El dinero que manejamos es dinero público; nos nutrimos de los presupuestos generales del Estado de cada uno de los países miembros de la Agencia y, por tanto, tenemos que hacer inversiones muy seguras con un horizonte de inversión corto. Mi función nunca ha perdido un euro de capital y siempre hemos producido rendimientos positivos en términos reales”, subraya.

Sus políticas de actuación a la hora de invertir les llevan a mantenerse en productos seguros y líquidos. Los objetivos de su gestión están muy definidos: “Nos interesa saber que son productos rentables, pero no tenemos un objetivo mínimo o máximo, lo cual para mí es una ventaja. Mi preocupación es no perder dinero. Si pierdo dinero, el proyecto espacial se ve reducido”.

En estos momentos, invierten en tres fondos con denominación social en Francia: dos genéricos con bancos franceses y uno dedicado con un banco inglés. Eso sí, la cartera puede estar compuesta por cualquier tipo de activo: “No tenemos prohibición de invertir en periféricos. Hay carteras con papel en España, por ejemplo”.

La única flexibilidad permitida en la Agencia se da en un fondo de pensiones que gestionan a través de mandatos que tienen con bancos europeos. Su política de inversión es a mayor plazo y ahí sí dedican una pequeña proporción a la renta variable.

Aunque sus inversiones son seguras, la Agencia también tiene en sus números un efecto de la crisis. Lasuén reconoce que en los últimos tiempos están experimentando retrasos en los pagos de algunos países que atraviesan situaciones financieras cuanto menos complicadas.

Lo más leído