Tags: Latam |

MFS: Un camino tortuoso y de tortura


En Europa, realmente no ha cambiado nada. Los países de la Eurozona a excepción de Alemania están en recesión. En todo caso, la contracción de sus economías ni se acerca a la que vimos en 2008 y 2009. En los países periféricos la crisis se ha contenido hasta el momento gracias a los esfuerzos del Banco Central Europeo y a la determinación -no reconocida por el momento- del gobierno alemán. Dejen que me explique.

Alemania es una país exportador que genera el 50% de su producto interior bruto de las exportaciones. Su solidez como exportador está intrínsecamente ligada a la debilidad del euro. Una divisa débil hace que sus productos sean más baratos para sus clientes extranjeros. Por tanto, a Alemania le interesa mantener la Unión Monetaria Europea y para ello prevenir un contagio de la crisis bancaria. Así es como espero que se resuelva la crisis de la Eurozona.

En Europa, diferir, objetar, demorar de nuevo

Por ahora tendremos más de lo mismo. Tuvimos una crisis en la Eurozona el verano pasado. Probablemente veremos como este año las instituciones llegarán a remedios muy similares a los que vimos el año pasado. Y cuando hablo de remedios, me refiero a lo que viene a llamarse “patada hacia adelante”, en lugar de una solución real, que debe incorporar reformas estructurales del mercado laboral.

Ralentización generalizada de los mercados emergentes

En los mercados emergentes hay nuevas pruebas de ralentización económica, aunque estas economías no parecen estar encaminándose a una recesión. Más bien estamos viendo los efectos retardados del endurecimiento de sus políticas monetarias. El efecto de la relajación monetaria actual de China, Brasil, India y algunos otros grandes países emergentes se debería empezar a notar más adelante en el año.

Las empresas americanas pierden un tanto

En Estados Unidos estamos presenciando un leve cambio. Estamos viendo un deterioro de las cifras de empleo y producción así como del crecimiento de los ingresos y beneficios empresariales, que hasta ahora eran uno de los pilares de la recuperación norteamericana. Según nos acercamos al cierre del segundo trimestre vemos como varias de las empresas más grandes del S&P500 están alertando sobre una desaceleración de sus ingresos. Son sobre todo empresas que han sufrido por la caída de su negocio con Europa y los mercados emergentes. Es probable que también veamos presión en los márgenes de rentabilidad de las empresas del S&P500 este trimestre. En todo caso no vemos un deterioro generalizado. Normalmente se necesitan de tres a cuatro trimestres de reducción en márgenes y beneficios antes de entrar en recesión.

La buena noticia es que el petróleo ha bajado casi un 30% trasladándose a un menor precio para los combustibles para el consumidor norteamericano. Esta caída del precio de la gasolina junto al menor coste de los alimentos y del coste de financiar una hipoteca, están ayudando a mantener vivo al consumidor americano, pieza vital para la salud de la economía americana. Por tanto con todo esto en mente, mantengo que lo que viene no es una recesión, sino una racha débil.

James Swanson, CFA, es investment officer y estratega jefe de MFS Investment Management. También es portfolio manager de renta fija. James transmite sus opiniones sobre el mercado y la economía tanto en sus frecuentes viajes para visitar clientes institucionales de MFS como a través del Stategic´s Corner en la web de MFS, y de su blog lanzado en 2011. Swanson participa frecuentemente, como comentarista invitado, en medios especializados en mercados y finanzas como CNBC, Fox Business y Bloomberg Television y es citado en diarios y revistas que incluyen The Wall Street Jounal, The New York Times, Los Angeles Times y Investor´s Buisness Daily.

Swanson se unió a MFS en 1985, fue nombrado estratega de renta fija en 2001, y estratega jefe en 2004. Es licenciado por Colgate University y por Harvard University Graduate School of Business Administration.

Lo más leído