Tags: Latam |

MFS aligera posiciones en deuda emergente corporativa y en moneda local


“Hay más volatilidad en los retornos de las emisiones en moneda local, significativamente más”, apunta Ward en una presentación a clientes celebrada durante el mes de abril en Boston. “En el periodo pre crisis de Lehman Brothers, vimos como la volatilidad de las emisiones emergentes en divisas fuertes cayó desde el 6,8% hasta un mínimo del 3,5% en 2007. Evidentemente, la crisis de Lehman provocó un repunte generalizado de la volatilidad en todas las clases de activos pero post Lehman vemos como esa divergencia entre la volatilidad de las emisiones en divisas fuertes se mantiene”, explica el gestor del MFS Meridian Emerging Marrket Debt Fund, que recientemente ha superado la barrera de los 3.000 millones de dólares en activos bajo manejo. “Si miramos retornos ajustados por la volatilidad, los resultados son muy similares para ambos tipos de activos, quizás las emisiones en divisas fuertes han tenido un comportamiento ajustado algo mejor en los últimos años”, puntualiza. “Las emisiones en divisa local son más arriesgadas”, Ward señala la reciente intervención del gobierno brasileño para tratar de depreciar su divisa como un efecto totalmente independiente a los fundamentales del país que ha afectado a las emisiones de deuda en reales.

“El primer trimestre ha sido excelente gracias a buenos datos macro pero sobre todo al programa LTRO del Banco Central Europe, que ha reducido el riesgo de catástrofe mayor en el mercado”, puntualiza Ward. “Mirando hacia el segundo trimestre, parece que el crecimiento se está moderando, definitivamente en Europa pero también en Estados Unidos, aunque no de forma dramática”. Ward cree que los datos de déficit fiscal serán malos, generando dudas sobre la financiación pública y por tanto nueva volatilidad en el mercado. “Ya hemos visto algo de esto durante el mes de abril, y es un riesgo potencial proveniente de Europa durante los próximos dos trimestres, y de Estados Unidos tras las elecciones”, comenta Ward.

Para el MFS Meridian Emerging Market Debt Fund, estas perspectivas se traducen en un posicionamiento algo más conservador a corto plazo. “Hemos reducido nuestras posiciones en moneda local y corporativo, hasta el 8,9% y el 10,7% del patrimonio del fondo, que está e la parte más baja del rango del 10%-20% que solemos asignar a cada uno de estos activos”, puntualiza Ward. “Es una posición sobreponderada respecto al índice de referencia, pero más conservadora que la que teníamos hace unos meses en el fondo”, concluye.

Ward Brown, CFA, Ph.D., es investment officer y portfolio manager de MFS Investment Management. Forma parte del equipo de mercados de deuda emergente y entre sus responsabilidades como gestor se incluyen las estrategias de deuda emergente y mandatos institucionales, además del análisis macro y de crédito.

Ward se incorporó a MFS en 2005 como analista de renta fija, y fue nombrado portfolio manager en 2008. Antes de unirse a MFS, trabajó como economista en el Fondo Monetario Internacional durante ocho años. Ward se desempeñó como investigador y profesor asistente para el grupo de Mercados Financieros de London School of Economics and Political Science durante cuatro años, y posteriormente lo hizo como profesor en el departamento de Economía.

Ward tiene una licenciatura por McGill University y un master y un doctorado en economía por London School of Economics and Political Science.

Lo más leído