Merrill Lynch Wealth Management registra una gestora en España


Merrill Lynch Wealth Management acaba de presentar a registro una gestora de IIC en el mercado español con el objetivo de gestionar vehículos de inversión para sus clientes de banca privada. La idea, por tanto, no es distribuir productos de la casa de forma masiva, sino administrar fondos, sicav, planes de pensiones y otros productos elaborados siempre a la medida del cliente.

Merrill Lynch Wealth Management acaba de presentar a registro una gestora de IIC en el mercado español con el objetivo de gestionar vehículos de inversión para sus clientes de banca privada. La idea, por tanto, no es distribuir productos de la casa de forma masiva, sino administrar fondos, sicav, planes de pensiones y otros productos elaborados siempre a la medida del cliente.

Hasta ahora, la entidad gestionaba los vehículos de inversión de sus clientes a través de la estructura de la sucursal bancaria. Pero ha decidido reforzar su presencia en España, lo que le ha llevado a implementar una unidad de gestión.

La nueva gestora contará con los recursos del equipo de gestión a nivel europeo. “Nuestros clientes se van a beneficiar de una sólida estructura implantada localmente, con acceso a un equipo de gestión europeo multidisciplinar de larga y probada trayectoria, reforzando así la oferta de la firma en nuestro país”, apunta Alberto Spagnolo, director de Gestión de Merrill Lynch Wealth Management en España y Portugal.



Nuevo plan estratégico

Esta iniciativa se enmarca en una nueva estrategia de servicio al cliente que la entidad ha estado desarrollando en los últimos años. El proceso comenzó en 2006, cuando la firma decidió llevar a cabo un cambio de estrategia en la región de EMEA para darle un servicio integral al cliente.

El servicio integral consta de tres patas. Por un lado, las unidades de gestión y asesoramiento, que se coordinan desde una dirección de Inversiones a nivel europeo. Esta división trabaja de forma conjunta con el departamento comercial, que es el encargado de adaptar las propuestas de inversión a las particularidades del cliente en cada país.

La tercera pata es la planificación patrimonial. En este sentido, la estrategia de la entidad consiste en adaptarse cada vez más a las necesidades específicas del cliente europeo. Dado que se trata de un banco americano con una visión muy global ahora quieren tener más en cuenta las particularidades del cliente local.

Además, la firma continuará apostando por la arquitectura abierta. Finalmente, la entidad también ha llevado a cabo mejoras tecnológicas que le han permitido optimizar sus plataformas de negociación de renta fija y renta variable.

En el mercado español, este plan estratégico comenzó a implementarse en 2007, lo que llevó, un año más tarde, a la contratación de Regis Molowny, responsable de planificación patrimonial, Rafael Ximénez de Embún, en la dirección comercial, y Carlos Chacón en la de gestión de riesgos. Por otro lado, Alberto Spagnolo asumió el cargo de director de Gestión en mayo de 2008 y es el representante local de la dirección de Inversiones.