Tags: Renta Fija | Europa |

¿Merece la pena apostar por la deuda corporativa high yield?


TRIBUNA de Bernard Lalière, gestor de carteras de Degroof Petercam AM. Comentario patrocinado por Degroof Petercam AM.

El mercado europeo de bonos high yield continuó su buena racha en agosto, un mes sin acontecimientos notables en el que las emisiones en el mercado europeo decidieron tomarse un descanso. La temporada de resultados empresariales fue relativamente buena para las compañías europeas, con pocas sorpresas negativas.

Recordemos que el mercado de high yield de la zona euro experimentó un rally bastante bueno después de que el Banco Central Europeo anunciara en junio su programa de compras de bonos corporativos (CSPP), que ha tenido un arranque muy fuerte en los tres primeros meses. La expansión del programa de flexibilización cuantitativa (QE) también ha provocado que los rendimientos de la deuda soberana se mantengan extremadamente bajos. Mientras, las compañías esperan beneficiarse de los bajos tipos de interés y del apetito de los inversores en la búsqueda de una rentabilidad más elevada que la que ofrece la deuda soberana.

Para los inversores que no tengan miedo a asumir ciertos riesgos, Degroof Petercam AM cuenta con el fondo Petercam L Bonds Eur Corporate High Yield, que acaba de cumplir tres años. El valor liquidativo (NAV) del fondo avanzó otro 2,01% en agosto (clase F), superando al índice de referencia en 25 puntos básicos. Tras este ascenso, acumula una subida del 9,72% hasta el 31 de agosto, 92 puntos básicos por encima del índice, beneficiándose del rally, alimentado por el apetito de riesgo, que ha vivido el high yield.

¿Y los riesgos? Actualmente hay un exceso de oferta en la deuda corporativa high yield. Este no es nuestro escenario base, ya que la mayoría de la refinanciación para gran parte de las emisiones de high yield es 2018. También existe el riesgo de que se produzca un incremento repentino en los diferenciales como reacción a eventos geopolíticos. A este respecto, seguimos vigilando de cerca las elecciones presidenciales de Estados Unidos y el referéndum para la reforma constitucional que se celebrará en Italia. El impacto del Brexit parece estar contenido hasta ahora, pero sigue siendo una situación a la que debemos prestar atención, aunque la exposición del fondo al Reino Unido es relativamente limitada.

En Degroof Petercam AM consideramos que el crédito high yield es un activo relativamente atractivo en el contexto actual. Los impagos son bajos, las políticas monetarias son flexibles y tanto los resultados como la generación flujo de caja de las compañías son buenos. El carry que ofrecen los bonos high yield hace que este tipo de activo sea especialmente interesante en un horizonte a medio plazo, teniendo en cuenta la posibilidad de una flexibilización adicional por parte del BCE.

Asimismo, creemos que la reducción de los diferenciales presenciada hasta ahora en el high yield, así como en los bonos corporativos con grado de inversión, puede continuar en el futuro próximo, aunque el ritmo puede reducirse algo respecto a lo que hemos visto durante el verano. Ante el peligro de un repunte en los riesgos de impago, aunque no es nuestro escenario base, nuestro proceso bottom-up y el seguimiento continuo de nuestros analistas está diseñado para protegernos de los eventos predecibles.

Empresas

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente