Mercer lidera un estudio sobre el impacto del cambio climático en las estrategias de inversión


El cambio climático tendrá un impacto considerable en los mercados financieros, pero aún se desconoce su significado para los inversores institucionales y las posibilidades de preparación para este reto, tanto desde la perspectiva del riesgo como desde la del retorno de la inversión. Para ayudar a gestionar esta incertidumbre, Mercer, en colaboración con 14 inversores institucionales de todo el mundo, ha puesto en marcha un estudio sobre estrategias de inversión ante el cambio climático.

La firma Grantham Research Institute on Climate Change and the Environment, junto con Vivid Economics, se ha comprometido a encabezar los análisis del impacto económico y financiero de los escenarios del cambio climático. Algunos de los inversores que participan en el estudio son AP1, APG, AustralianSuper, British Columbia Investment Management Corporation (bcIMC), CalPERS, Environment Agency Pension Scheme, el sistema de jubilación y pensiones del estado de Maryland, fondo de pensiones del gobierno de Noruega, sistema municipal de jubilación de empleados de Ontario (OMERS), PGGM y VicSuper Pty Ltd.

El estudio se ha estructurado utilizando un escenario para identificar nuevas oportunidades de inversión y posibles futuros riesgos relacionados con el cambio climático. Así, se contemplarán una gran variedad de escenarios y se identificarán los riesgos potenciales y las oportunidades de retorno de las inversiones en sus diferentes clases a lo largo de distintas zonas geográficas en el periodo comprendido entre 2030 y 2050. El informe también analizará la volatilidad y las correlaciones entre las diferentes clases de inversión, zonas geográficas y sectores para cada escenario y además evaluará el impacto de cada escenario en las estrategias de inversión.

El estudio finalizará con la publicación de un informe que estará disponible a finales de 2010. Sus conclusiones deberían servir como recomendación para que los intermediarios financieros, como los gestores de inversiones o consultores, desarrollen herramientas, productos y servicios que respondan adecuadamente a los escenarios. Además, incluirá recomendaciones para organismos gubernamentales encargados de la regulación y asociaciones sectoriales.

“La importancia del capital privado no debe ser subestimada en la lucha contra el cambio climático. Sin embargo, movilizar esos fondos requiere un entendimiento claro de los riesgos y las oportunidades para ayudar a los fondos de pensiones a invertir capital de forma apropiada”, afirma Greg Radford, director de medioambiente y desarrollo social de IFC. “Los inversores institucionales estarán mejor posicionados, en nuestra opinión, para afrontar las implicaciones del cambio climático en el riesgo y el retorno de la inversión”, comenta Ignasi Puigdollers, socio responsable del área de inversiones de Mercer.

Empresas

Lo más leído