Mercados nórdicos: una atractiva forma de diversificar las carteras europeas


Los problemas de deuda soberana europea aún no han sido resueltos y la diferencia entre invertir en Alemania o Grecia es muy notable. Pero hay alternativas a la Europa “core” y a la periférica y una de ellas está en los países nórdicos, que desde Nordea califican de “competitivos, modernos, innovadores y con una buena política hacia el inversor”. Edelweis Kolp, especialista de producto de renta fija nórdica de Nordea, cree que la buena forma en la que se encuentran las economías nórdicas, la liquidez de sus mercados, calidad crediticia y su potencial rentabilidad alcista ante las próximas subidas de tipos de interés, junto con una fuerte valoración de sus divisas, suponen una buena alternativa de diversificación.

Así, y prescindiendo de Finlandia –más vinculada a los problemas de deuda por su pertenencia a la zona euro- apuesta por fondos de renta fija y monetarios de Noruega, Suecia y Dinamarca. El primer país podría crecer un 3% este año y ver próximas subidas de los tipos de interés en breve, actualmente en el 2%, mientras las perspectivas para el crecimiento sueco son del 4,5% y se prevén dos subidas de tasas más desde el 1,5% de ahora, hasta situarse en el entorno del 2,5%, algo para lo que también tiene margen Dinmarca, con tipos en el 0,75% y que podría secundar las próximas decisiones del BCE.

“Los países se encuentran entre aquellos con CDS más bajos a cinco años, gracias a sus menores deudas y déficits, pues de hecho, Noruega es el único país europeo con supéravit, lo que significa que los países nórdicos han sabido gestionar muy bien sus finanzas”, comenta Kolp. La apuesta más atractiva actual podría ser precisamente Noruega, beneficiada por el momentum alcista para los precios del petróleo y el gas natural, gracias a sus recursos. Algo que podría también ser positivo para su divisa, si bien más volátil que el resto debido a esa vinculación con las materias primas. En el fondo Nordea 1-Norwegian Bond Fund se trata de evitar los perdedores, incluyendo bonos con rating mínimo BBB y con una estrategia top down completada con bottom-up, obteniendo la mayor rentabilidad de la gestión de la duración.

Para los que busquen diversificar sus carteras de renta variable con otro tipo de compañías europeas, el Nordic Equity Fund ofrece acceso a firmas de calidad internacionales con grandes cuotas de mercado y exposición tanto al crecimiento doméstico como al emergente, y valoraciones atractivas. Se trata de firmas que también cuentan con una buena cultura del dividendo, pues las firmas suecas lo podrían incrementar en más de un 70% este año, ante su riqueza de liquidez, después de que en 2010 lo subieran más del 30%.

Su gestor, Martin Nilsson, insiste además en que, aunque suelen seguir los movimientos de forma más brusca que el resto de Europa, los mercados nórdicos tienden a hacerlo mejor que el resto del continente “de forma consistente”. Entre sus principales posiciones destacan Novo Nordisk, Ericsson y Volvo y en el espectro de firmas medianas destaca Statoil o la firma de reciclaje Tomra.

Empresas

Lo más leído