Mercado mundial de bitcoin: el consejero delegado de Saxo Bank da pistas para entenderlo


“¿Qué deberían hacer los bancos con el fenómeno bitcoin?”, se pregunta el co-fundador y consejero delegado de Saxo Bank, Lars Seier Christensen, en su última tribuna de opinión. En estas primeras etapas de la moneda virtual, cree, se trata de un “cambio paradigmático” y “quienes den los primeros pasos, pueden obtener grandes ventajas competitivas si optan por este mundo y llegan a entenderlo”.

Bajo su punto de vista, “hay inversores que buscan expresamente volatilidad”. Por ejemplo, recuerda, el par euro-dólar, el cruce más importante de divisas, está en mínimos históricos y las rentabilidades, en general, son extremadamente bajas en términos históricos. En un mercado así, “la volatilidad que ofrece bitcoin podría ser perfectamente un atractivo para algunos traders si los márgenes fueran aceptables y la liquidez permitiera aplicar volúmenes significativos de trading”, considera el CEO de la firma danesa.

Actualmente, “la situación del bitcoin no está clara”. Se encuentra “en clara tendencia bajista” desde la subida en forma de burbuja por encima de los 1.200 dólares el año pasado. Desde entonces, ha caído más de un 70%. “Lo normal es esperar que una explosión de la demanda cercana suponga un aumento de los precios o, al menos, una caída desde los máximos más moderada que la que hemos visto últimamente”, estima Christensen.

El mercado de bitcoin es “muy reducido”, de tan sólo 5.000 o 6.000 millones de dólares de capitalización. Con un capital circulante limitado y, “probablemente, cada vez más reducido”, el CEO de Saxo Bank piensa que habría potencial para un aumento significativo de los precios “siempre y cuando no se produzcan restricciones normativas significativas”. El experto, adelanta, se fijará en comprar en caídas hacia el nivel de 350 dólares.

Un mercado de jóvenes

Christensen es consciente de que el mercado mundial de bitcoin es una “idea potencialmente revolucionaria y rompedora que podría reemplazar a las instituciones actuales centralizadas -que no resultan infalibles- por instituciones descentralizadas con una confirmación segura de las operaciones”. A su juicio, la amenaza de bancos centrales, bancos comerciales, gobiernos, instituciones jurisdiccionales, mercados, proveedores de instrumentos de pago y muchas otras instituciones centralizadas al uso “es significativa”.

Para el gurú de Saxo Bank, la situación es comparable a los primeros pasos de Internet. “El potencial existe y es predecible, pero la forma de explotarlo y aprovecharlo es impredecible”, señala.

“Este potencial se irá materializando a medida que los jóvenes más emprendedores vayan dando con la clave a base de miles de pasos en forma de ensayo y error”, anima Christensen, sabedor de que “es poco probable que los inventos más importantes, incluso en el área financiera, vayan a llegar de los agentes más asentados y, menos aún, de los bancos tradicionales”. “Esos inventos llegarán por otro lado”, augura.

Empresas

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente

Lo más leído