Menos bolsa y más cash ante el riesgo de estanflación derivado de la subida del crudo


Los gestores temen que la reciente alza del precio del petróleo afecte a la rentabilidad de las empresas y al crecimiento económico mundial y por eso han decidido recortar posiciones en renta variable y aumentar las de liquidez, según la encuesta mensual correspondiente a marzo de BofA Merrill Lynch, en la que participaron 203 gestores con un total de 602.000 millones de dólares en activos.

 

 

Así, el 24% de los asignadores de activos esperan que los márgenes de las empresas se reduzcan en los próximos 12 meses, lo que representa el mayor declive desde que la encuesta empezó a preguntar sobre este tema en 2004, teniendo en cuenta además que en enero, el 10% esperaba una expansión de dichos márgenes. Ahora, un 32% aún espera que las compañías incrementen sus beneficios el próximo año, una cifra significativamente menor desde el 51% de hace un mes. De hecho, el 31% cree que las estimaciones de consenso sobre los beneficios son demasiado altas.

La caída de la confianza también ha afectado a la visión macroeconómica: así el porcentaje de los gestores que cree que la economía mundial se fortalecerá en los próximos 12 meses ha pasado del 51% al 31%, y con respecto a EEUU, del 52% al 21%, mientras el 25% de los encuestados en Asia ve la economía nipona también más débil. De hecho, aunque el riesgo de recesión es remoto, la amenaza de estanflación ha aumentado. Así, en dos meses la proporción de gestores que anticipa un crecimiento por debajo de la tendencia y una inflación mayor se ha doblado hasta el 38%.

Los inversores, ante la subida del precio del crudo, ahora esperan una subida de tipos de interés antes de lo esperado en EEUU, aunque tres cuartos de los encuestos consideran que se producirá dentro de los próximos 12 meses y el 72% cree que el BCE moverá ficha antes de julio. “El cambio en la encuesta de marzo apunta a la estanflación, con menores expectativas de crecimiento y una mayor inflación que causará subidas de tipos de interés, que a su vez conducirán a aumentar la liquidez en las carteras”, comenta Michael Hartnett, responsable de estrategia de renta variable global de BofA Merrill Lynch Global Research. Con todo, Gary Baker, el responsable de bolsa europea, cree que los inversores aún están en modo “esperar y ver”, pues no ha habido aún salidas masivas de renta variable.

Lo que sí es cierto es que las posiciones, tanto en renta variable como en materias primas, han disminuido para favorecer a la liquidez, partida incrementada hasta el 4,1%, desde el 3,5% del mes anterior. Ahora, en un escenario de mayor aversión al riesgo –en el que un 8% afirma tener un riesgo por debajo de lo normal, frente a sólo un 1% en febrero-, un 18% la sobrepondera, frente al 3% de infraponderación en febrero, mientras el 45% sobreponderaba las acciones en marzo, frente al 67% de febrero, y sólo el 21% las commodities.

Sin embargo, la encuesta deja claro que este cambio de sentimiento no se ha traducido en un mayor interés por los bonos, que siguen infraponderados por más de la mitad de los inversores, en concreto por el 59%.

Con respecto a los sectores, los inversores no han variado significativamente sus preferencias. Su apetito por historias de crecimiento tecnológico sigue siendo alto y se mantienen sobreponderados en cíclicos, como materiales básicos e industriales, permaneciendo infraponderados en valores defensivos, como bienes de consumo y utilities (servicios públicos). Eso sí, se han vuelto positivos en los sectores farmacéutico y sanitario.

Por áreas geográficas, el apetito por la renta variable estadounidense decae desde un 34% de sobreponderación a un 23%, mientras que en Europa aumenta el número de gestores infraponderados en el sector del automóvil y de artículos del hogar. También se aprecia que la reciente erosión en la confianza en los mercados emergentes empieza a cambiar, con un 15% de los encuestados regionales esperando un debilitamiento de la economía china el próximo año desde el 27% de febrero. En general, los gestores son neutrales son renta variable emergente.

Noticias relacionadas

Lo más leído