Menores beneficios no significa caída de las cotizaciones: la bolsa apunta al alza


“A pesar de que haber rebajado nuestras estimaciones sobre los beneficios, seguimos pensando que la renta variable proseguirá con su tendencia alcista”. Así de claro lo tienen en ING Investment Management al considerar que, si bien los resultados correspondientes al tercer trimestre no son muy prometedores, lo cual les obligan a ser cautos respecto a las perspectivas de los crecimientos de los beneficios para este año y el 2013, en la firma reconocen “seguir positivos en renta variable y, muy particularmente, en bolsa europea”. ¿Por qué?

Tres factores son los que empujan a los expertos de la gestora holandesa a mostrarse muy positivos respecto a las acciones. El primero: el riesgo sistémico ha disminuido. El segundo: cada vez hay más evidencias de una recuperación de la economía global. Y, el tercero: los inversores aún están defensivos. La ralentización de los beneficios empresariales jugarían en este caso un papel secundario. En Estados Unidos, menos del 60% de las empresas que han hecho públicos sus resultados del tercer trimestre han batido las expectativas, un nivel que en ING IM entienden bajo, dada la tendencia de las empresas a bajar las expectativas en la preparación para la fecha del informe.

La tendencia para las empresas europeas tampoco puede calificarse de boyante. Los beneficios están sufriendo una tendencia bajista, debido principalmente a la caída en picado de los márgenes. “Este descenso es sorprendente y difícil de explicar, ya que las ventas han crecido un 8% en el mismo periodo. Los peores resultados se han visto en los sectores de ‘utilities’, materiales y energía. En Europa, los beneficios están un 9% por debajo del pico alcanzado en octubre del año pasado”, afirman. Basándonos en estas valoraciones y teniendo en cuenta un ligero rebote en el crecimiento económico el año que viene, en ING IM han reducido aún más su estimación de beneficios.

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente