Tags: Negocio |

Mediolanum International Funds amplía su modelo de negocio: busca boutiques con las que asociarse y más gestores de fondos


Desde que hace casi dos años entrara en vigor la Directiva europea Mifid II, la industria ha sufrido una verdadera transformación. Por un lado, las gestoras de activas han racionalizado su oferta de producto centrándose en las estrategias con las que realmente generan alpha y dando entrada a la gestión pasiva de bajo coste para sus apuestas más tácticas. Por otro, los distribuidores bancarios han pasado de un modelo de pura comercialización de producto, en la mayor parte de los casos solo propio, a una arquitectura abierta que canalizan sobre todo a través de un servicio de gestión de carteras.

Pero aunque esa haya sido la tendencia general, hay excepciones y una de ellas se ve en el plan de negocio que ha presentado Mediolanum International Funds ante un grupo de periodistas en su recién estrenada sede en Dublín (Irlanda).  La firma, que distribuye sus productos en España, Italia y Alemania a través de los family bankers de Banca Mediolanum y Banco Mediolanum, fue una de las pioneras en la gestión de fondos de fondos y, por tanto, en esa arquitectura abierta que tanto defienden ahora muchos competidores. Pero ahora quiere hacer el camino inverso al que está realizando el resto de la industria. “Nuestro plan es que la inversión directa pase del 15% que supone actualmente sobre el patrimonio a niveles del 30 o 40%”, afirma Furio Pietribiasi, CEO de la gestora.

Es por ello que pretenden aumentar exponencialmente su plantilla de gestores de activos en los próximos meses para su equipo de inversiones, actualmente compuesto por una treintena de profesionales. Las causas para pasar de un modelo de fondos de fondos a otro combinado con gestores son principalmente tres; abaratar costes, dar valor añadido a sus clientes y contar con carteras de inversión difícilmente replicables dando un nuevo impulso a su marca.

Queremos dar a los clientes valor añadido y para ello necesitamos recortar los gastos. De ahí que busquemos que una parte de nuestros fondos pase a invertirse de manera directa pero solo en aquellos casos en los que realmente podamos ofrecer valor añadido”, afirma Pietribiasi. No en vano, con este modelo híbrido consiguen abaratar las comisiones de sus productos en un contexto de mercado en el que la comisión cada vez es más importante en la rentabilidad final que obtiene el cliente.

Alianzas como paso previo a adquisiciones

Sin embargo, la gestora afincada en Irlanda desde 1997 no solo esta buscando talento gestor sino también talento gestora. “Estamos buscando boutiques con las que asociarnos para poder ofrecer ese talento a nuestros clientes”. Y de hecho, no descartan en una segunda fase realizar algún movimiento corporativo  en esas firmas que les permita entrar en su accionariado, aunque sea con pequeñas participaciones.

En principio pone el foco regiones como Reino Unido o EEUU y en estrategias más ligadas a la renta variable, aunque tampoco descartan llegar a alguna alianza con alguna boutique española como la que mantienen en la actualidad con Tr3a AM. “Estamos muy contentos con Tr3a pero también estamos monitorizando el mercado para estrategias nuevas que a lo mejor no se cubren desde Tr3a”, afirma el CEO.

En cuanto a cómo se ve la gestora de aquí a cinco años, Pietribiasi se muestra confiado en que esta nueva estrategia, unida a la fuerte inversión en tecnología que están acometiendo les permita incrementar su patrimonio, que en la actualidad es de 42.000 millones de euros, y sobre todo mantener tanto su cuota de mercado como sus márgenes en un contexto cada vez más hostil para las gestoras, como la cuota de ingresos que la gestora aporta a su matriz bancaria.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído