Tags: ISR |

Medición del riesgo de carbono en su cartera de fondos


Hace tres años Morningstar anunciaba sus planes para lanzar a nivel mundial el primer scoring de responsabilidad medioambiental, social y corporativa (ISR) para fondos de inversión, respaldándose en las calificaciones para compañías elaboradas Sustainalytics, empresa líder en análisis de ISR y calificaciones de gobierno corporativo. 

Morningstar sigue avanzando en el terreno de la sostenibilidad y sin soltar la mano de Sustainalytics, acaba de lanzar una nueva herramienta que permite a los inversores evaluar el riesgo de carbono en sus carteras de fondos. El riesgo carbono empieza a ser considerado como un riesgo financiero más y determina la vulnerabilidad de una empresa al proceso de transición de una economía basada en combustibles fósiles a una economía más eficiente en carbono.

Una transición que tras el acuerdo de París 2015 quedó cuantificado en limitar el calentamiento global por debajo de de 2ºC. Un proceso transversal que afecta a reguladores, empresas, consumidores y, por supuesto, inversores. Países como Francia han ido más lejos obligando por ley a los gestores de más de 500 millones de euros a publicar un informe anual sobre las emisiones de efecto invernadero presentes en sus carteras. 

La herramienta lanzada por Morningstar es el Morningstar® Portfolio Carbon Risk Score™(Puntuación de Riesgo de Carbono) de una cartera, una medida que ayuda a los inversores a evaluar la exposición de una cartera al riesgo de carbono. Las carteras que tengan, al mismo tiempo, bajas puntuaciones de riesgo de carbono y bajos niveles de exposición a combustibles fósiles recibirán el Morningstar® Low Carbon Designation™(Designación de Bajo en Carbono) que permitirá a los inversores identificar los fondos bajo en carbono, indicando que las empresas incluidas en esas carteras están reduciendo las emisiones de carbono de acuerdo con los objetivos del Acuerdo de París bien en sus propias operaciones, bien mediante el desarrollo de soluciones de carbono. 

Las dos herramientas de carbono citadas, la Puntuación de Riesgo de Carbono y la Designación de Bajo Carbono, permiten a los inversores reducir el riesgo de carbono en sus carteras y analizar el riesgo relativo que tienen los fondos en diferentes regiones.

Según Steve Smit, responsable de Sostenibilidad en Morningstar, "el objetivo es entender mejor los riesgos y las oportunidades que se presentan para las empresas y ayudar a los inversores a tomar mejores decisiones". "No todas las compañías están preparadas para enfrentarse a las nuevas exigencias por lo que muchas sufrirán. No se trata de creer o no en el cambio climático, se trata de que hay una regulación fuerte que está en marcha", continúa. Estimaciones de Sustainalytics sostienen que el 60% de las compañías no están preparadas para enfrentarse a la transición energética. Un marco de referencia que incrementa la necesidad de herramientas que aumenten la transparencia sobre empresas y gestores.

Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído