Tags:

“Me gustan las compañías controladas por un grupo familiar”


"La cartera de Bestinver en 2009 es la misma que la de 2008. No podemos modificar nuestra estrategia por las caídas”. Francisco García Paramés, una de las referencias de la gestión valor en Europa, afirma en una entrevista ofrecida en exclusiva a Funds People en su número de septiembre que el inversor puede encontrar aún hoy compañías con negocio y precios atractivos. El responsable de Bestinver muestra su debilidad por las empresas controladas por un grupo familiar, que son las que tienen un mayor peso en sus carteras. "Si me dan una bola de cristal para predecir una crisis como la actual, no te digo que no hubiera rectificado algo, pero mi cartera habría sido prácticamente la misma que la de estos años. Supimos salir de la burbuja crediticia global que se estaba formando ya que, más o menos, se preveía qué pasaba con el sistema financiero”. Para Francisco García Paramés, alma mater de Bestinver, a la hora de invertir, en Bestinver siguen una premisa sencilla: comprar sólo negocios que entiendas y aprovechar a hacerlo cuando nadie más lo hace. Después, toca ser paciente y esperar que el mercado lo reconozca en el precio. Esto le llevó a mantenerse lejos de bancos e inmobiliarias en los últimos años. Un estilo que no ha modificado en épocas difíciles. “La cartera de 2009 (en el segundo trimestre logró la mejor rentabilidad de la historia del Bestinfond, al ganar un 36%) es la misma que la de 2008, cuando perdimos un 42%. No podemos modificar nuestra estrategia por las caídas”, explica.



Sus mimbres son compañías con escasa deuda (las empresas endeudadas sólo representan el 10% ó 15% de su cartera), carácter global y una distribución diversificada por todo el mundo. En Bestinver prefieren valores europeos, ya que cree que la cercanía permite conocer mejor el negocio. “A medida que te alejas, el análisis es más difícil”, reconoce. En su selección, siente debilidad por las empresas controladas por un grupo familiar (el mejor ejemplo lo tiene en casa), ya que para él es como tener un auditor dentro de la compañía, que va a cuidar por la buena gestión del negocio. Además, cree que estas compañías cuentan con una mayor perspectiva a largo plazo. Esto se refleja en los principales valores de la cartera, como la compañía de automóviles alemana BMW, con el accionariado controlado por las familias fundadoras; CIR/Cofide, el holding de la familia De Benedetti. En ambos casos, con pesos en torno al 8%. García Paramés reconoce que en los últimos años ha ido realizando una concentración de la cartera en los valores favoritos. “La cartera española tiene entre 30 y 40 valores y la internacional, que hace unos años alcanzaba los 120 títulos, se ha quedado entre 50 y 60 acciones”, explica. Para ello, en los últimos años de crisis, cuando deshacía posiciones en un valor que había alcanzado un precio satisfactorio y que había sido objeto de opa reinvertía el dinero en una acción que tenían en cartera.

Sobre el debate actual de si se va a producir una corrección en la bolsa, cree que la renta variable continúa infravalorada. “En la cartera internacional nos encontramos con PER por debajo de 10, cuando la media histórica de los últimos 200 años es de 15”, señala. Además, recuerda que las grandes compañías, que son las que tiran del mercado, aún conservan PER de 12-13 veces los beneficios. En su opinión, todos podemos ser los ganadores de la crisis, ya que el crecimiento era insostenible en países que lo habían apoyado en la burbuja crediticia/inmobiliaria, como EEUU, Reino Unido o España. La crisis será sana a diez años al obligar a EEUU a ahorrar”, explica. En este escenario, cree que China es un factor a tener muy en cuenta y que contará con un crecimiento sostenible gracias a la capacidad de trabajo y de ahorro que tiene, a diferencia de otras economías occidentales, y al crecimiento de la productividad. Lea la entrevista completa en el número de septiembre de Funds People

Profesionales