MBI Inversiones: “El inversionista chileno de alto patrimonio es sofisticado, como las AFP pero sin regulación”


MBI Inversiones se fundó en 1998 por parte de Arturo Claro, que había estado en LarraínVial Corredoras de Bolsa y en Celfin, y Germán Guerrero, que también pasó por Celfin y antes por Citi. Ahora, la firma tiene otros cuatro socios: José Manuel Ugarte, Karin Küllmer, Jorge del Puerto y Humberto Muñoz.

La firma gestiona cuatro fondos de renta variable nacional, internacional, retorno absoluto de baja volatilidad y real estate, sobre inversión inmobiliaria. También lleva a cabo servicios de inversión personalizados y desde 1998 es corredora de bolsa, con unos 60 millones de dólares.

La administradora es una empresa orientada a asesorar integralmente a inversionistas de alto patrimonio en sus inversiones financieras. Son inversionistas sofisticados y nosotros les tratamos de la misma forma que un cliente institucional, ya que sus decisiones de inversión son de largo plazo y racionales. Actúan profesionalmente como una AFP, pero tienen la ventaja de no tener regulación alguna. Esa flexibilidad, les permite aprovechar de una buena manera las oportunidades de inversión que se les presentan”, arguye uno de los socios, Jorge del Puerto.

Desde 2009, la compañía ha dado un gran salto. “Los activos administrados por MBI Inversiones han aumentado en total de 180 millones de dólares a 1.200 millones”, explica Jorge del Puerto. Este crecimiento se ha basado en tres pilares, asegura. En primer lugar, mantenerse como “boutique de inversiones, administrando fondos donde tengamos capacidades de generar retornos atractivos con riesgos acotados para nuestros clientes”. En segundo lugar, “co invertir en cada uno de los productos que ofrecemos. Creemos que la co-inversión demuestra nuestro compromiso y confianza con los productos que administramos y ofrecemos a nuestros clientes. Ayuda a alinear los riesgos y a compartir las oportunidades que estamos viendo en el mercado. En tercer lugar, entregar un servicio personalizado, objetivo e innovador”, añade.

Asimismo, MBI Inversiones está en un proceso de “desarrollo de nuevos productos que cumplan las características anteriores, queremos crecer pero somos muy cuidadosos en el tamaño óptimo de nuestros productos según parámetros de liquidez, tamaño de los mercados, regulaciones, etc. Estamos trabajando en tres nuevos fondos de sectores reales donde contamos con ventaja por la experiencia y el éxito que han mostrado nuestros fondos”, asegura del Puerto, ingeniero comercial por la Universidad de Santiago.

La administradora también tiene presencia en Perú, donde gestiona el fondo Perú Equity Fund de la boutique Andino Asset Management. “Actualmente estamos trabajando acuerdos comerciales con empresas boutiques en mercados latinoamericanos, bajo el mismo esquema de la representación que tenemos con Perú, esto es, asociándonos a una empresa local que tenga una completa comprensión del mercado, entorno regulatorio y que sus dueños co-inviertan con nuestros clientes. Mercados con potencial de crecimiento para los próximos 10 años”, explica del Puerto.

En cuanto al equipo de inversión, “cada producto de la oficina tiene su equipo de inversiones independiente y está compuesto por el portafolio manager del fondo (generalmente socio de la oficina), su equipo de analistas y el resto de los socios de la oficina. A su vez, tenemos una sociedad de research con cuatro family offices importantes chilenas donde tenemos un equipo independiente de estudios para mirar Latinoamérica”, señala el ingeniero comercial, socio de MBI Inversiones, que añade sobre el proceso de inversión de los fondos: “Nuestros fondos se ajustan a distintas estrategias de inversión, tanto locales como internacionales. Nuestro ADN es research por lo que invertimos en acciones directas en cada mercado donde tenemos opinión. En mercados donde por expertise no podemos aportar valor de una manera bottom up, invertimos en ETF o fondos”.