Mauro Ratto (Pioneer Investments): “La deuda emergente ya no ofrece compensación suficiente por el riesgo asumido”


Los acontecimientos macro y de carácter político han sido una fuente constante de impacto sobre el universo de deuda emergente en los últimos años. Sin embargo, los inversores han de pensar que, actualmente, “el entorno macro es bastante decente”. Lo afirma Mauro Ratto, responsable de mercados emergentes de Pioneer Investments y gestor del Pioneer Funds - Emerging Markets Bond (calificado como Blockbuster y Consistentes Funds People). Ratto resume rápidamente el panorama actual: “El crecimiento global está remontando, EE.UU. está en la fase final del ciclo, Europa se está recuperando bien y los emergentes están registrando un buen comportamiento, particularmente las economías asiáticas (China incluida)”. La expectativa del experto es que el comportamiento de los emergentes mejore a lo largo del segundo semestre, “especialmente a medida que se complete la desmonetización emprendida por Modi en la India”.

No obstante, aunque la fotografía muestre un entorno proclive al crecimiento, hay algunos nubarrones en el horizonte: “Al mirar el medio a largo plazo, la conclusión es que el PIB se está recuperando, pero este crecimiento no va a ser suficiente para una gran recuperación de los balances”. A ojos de Ratto, el problema es que “en realidad, la situación de la deuda no ha mejorado mucho; esa es la razón por la que pienso que lo que importa más para los emergentes es saber qué va a pasar en términos de política monetaria y fiscal en EE.UU. y Europa”.

No es la Fed, es el dólar

La normalización de la política monetaria de la Reserva Federal acapara en este punto la mayoría de los comentarios de Ratto: “Pienso que la Fed tiene una necesidad desesperada de actuar de acuerdo con sus planes, para tener suficiente munición acumulada durante la siguiente recesión que le permita cortar los tipos de interés y actuar como es usual en ese contexto”, afirma. No obstante, Ratto descarta que los tipos de interés superen el nivel del 3%: “El margen del banco central de EE.UU. no es ilimitado. Si hacen lo que planean estará bien, pero es que no pueden hacer mucho más porque ya estamos en la fase final del ciclo”.

El experto aclara que los oficiales del Comité Federal del Mercado Abierto (FOMC) “están siendo muy cautos, por las implicaciones que vaya a tener sobre el mercado de renta fija y sobre las acciones, pero en último extremo su intención es cumplir con el plan de subir los tipos”.

Dicho esto, Ratto descarta que la última subida de tipos afecte a ningún mercado, incluyendo a los emergentes. “Estos no se ven afectados por las subidas de tipos, sino por la anormal fortaleza del dólar”, explica. Para el gestor, el dólar está sobrevalorado en un 10%, y no encuentra atractiva la divisa a no ser que caiga a algún nivel comprendido entre 1,13 y 1,15 euros. “Quizá sea una consecuencia de la subida de tipos, pero es muy visible que el dólar está luchando, ya que por naturaleza tiende a debilitarse cuando llega a los niveles actuales. Nosotros ya pensábamos al comienzo de año que el dólar estaba sobrevalorado”, añade.

Estado de las valoraciones

La conclusión a la que llega Ratto sobre su clase de activo es que “la deuda soberana emergente y la corporativa ya están muy ajustadas”, aunque aclara que “no estamos todavía en territorio de burbuja”. A lo que se refiere el experto es a que las valoraciones están ajustadas porque invertir en esta clase de deuda “ya no ofrece compensación suficiente por el riesgo asumido, concretamente por el riesgo de impago”.

El gestor aporta datos concretos: “Los bonos corporativos emergentes están ofreciendo un diferencial de 200 puntos básicos, frente a los 120 puntos del high yield europeo. Están cotizando en unos niveles en los que apenas se compensa el riesgo de impago. Si se analiza la evolución histórica de la tasa de impago, podemos ver que cuando se está pagando un 2%, en realidad no vas a conseguir gran cosa a no ser que seas muy bueno en la selección de bonos”. Esta indicación es relevante, porque en Pioneer consideran que otro acercamiento para invertir en renta fija puede ser a través de fondos con una gestión flexible. Su propuesta es el Pioneer Funds- Euro Strategic Bond, que presenta sesgo a crédito y reúne las mejores ideas de deuda emergente y high yield globales del equipo de emergentes de la firma, que lidera el propio Ratto.

No obstante, el responsable ve excepciones dentro del ajuste generalizado de las valoraciones: “En términos de riesgo país, todavía creo que Rusia ofrece buen valor. No en cuanto a diferenciales, sino por rentabilidad ajustada al riesgo, países como Rusia, India o Indonesia ofrecen valor”. En el otro lado de la balanza, el experto señala como países muy arriesgados – siempre en términos de que no compensan el riesgo- a Sudáfrica, Malasia, Filipinas (a pesar del buen momento económico), Chile y Tailandia.

También sitúa en esta categoría a Turquía, aunque aclara que sí tiene exposición al país a través de inversiones en bancos turcos: “Después de que le rebajaran el rating encontramos muchas oportunidades entre ángeles caídos (empresas que han sufrido una rebaja de rating). Esta es la manera en la que se debería invertir. Turquía tiene bancos buenos, de buena calidad, gestionados adecuadamente y que en realidad deberían tener grado de inversión, pero cotizan como high yield porque al país le han rebajado la nota”.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído