Más oportunidades para los fondos pequeños en China


Uno de los cambios más significativos de entre los aprobados recientemente por la comisión china del mercado de valores —la China Securities Regulatory Commission (CSRC)— ha sido la eliminación de un volumen mínimo para la oferta pública de venta (OPV) de los fondos autofinanciados.

Como explica la firma internacional de análisis Cerulli Associates en el número de agosto de su informe sobre tendencias de producto en el mercado asiático The Cerulli Edge - Asian Monthly Product Trends Edition, “ahora las gestoras pueden lanzar un fondo autofinanciado con la única condición de que el fondo cuente con un patrimonio inicial de 10 millones de renminbi (aproximadamente 1,23 millones de euros). El fondo ya no tiene que contar con un volumen inicial de 200 millones de renminbi ni con un mínimo de 200 inversores”. Eso sí, si el fondo no consigue superar los 200 millones de renminbi en los tres años posteriores a su lanzamiento, tendrá que ser liquidado.

Cerulli espera que esta nueva norma facilite el lanzamiento de nuevos fondos por parte de gestoras de activos pequeñas o nuevas y que les permita evitar el pago de elevadas comisiones de distribución, que pueden alcanzar el 70% para las gestoras que no cuenten con un ‘track record’ en China. “Al eliminar la obligación de que los fondos tengan con alcanzar cierto volumen antes de su lanzamiento, las gestoras pequeñas o nuevas ya no dependerán de los distribuidores para acumular activos y dispondrán de más tiempo para gestionar los activos, generar ‘track record’ y mejorar sus capacidades de negociación”, concluyen desde Cerulli.

Noticias relacionadas

Lo más leído