Más del 60% de los fondos de bolsa española baten al Ibex


El año 2008 ha supuesto una auténtica pesadilla para los gestores de fondos de renta variable. Todas las categorías sin excepción han experimentado pérdidas de doble dígito y no ha habido ni un solo mercado en el que refugiarse de la tempestad bursátil.



Pero, según publica Expansión, al menos algunos fondos pueden consolarse con la idea de que han sido capaces de perder menos que su índice de referencia. Una meta que ha resultado más fácil de alcanzar en unas categorías que en otras.

La mayoría de los gestores de renta variable española, en concreto más del 61%, han conseguido cumplir con su objetivo de batir al Ibex 35. Hasta 77 de los 126 fondos clasificados en esta categoría por Expansión e Interactive Data fueron capaces de superar la rentabilidad del selectivo español, que cayó un 38,7% en 2008. Sin embargo, si se tiene en cuenta la rentabilidad media de los fondos de la categoría, del 38,71% con datos a 29 de diciembre, las pérdidas han sido bastante parejas.



Para batir al índice, muchos fondos españoles se han refugiado en activos líquidos, a la espera de que pase el temporal. Esto les ha permitido reducir su exposición a la renta variable en al menos un 25% (el porcentaje máximo de liquidez en cartera permitido para los fondos de bolsa).



El producto que mejor lo ha hecho en esta categoría es el Selección España, de la gestora del banco portugués Espirito Santo. La rentabilidad de este fondo de fondos cayó un 24,29% en 2008. A ello han contribuido sus apuestas por los fondos EDM-Inversión y Bestinver Bolsa, ambos en el primer cuartil de rentabilidad en 2008, así como por el producto monetario Espirito Santo Liquidez. Los tres fondos sumaban más del 54% de la cartera del Selección España con datos a cierre del tercer trimestre.



Otro de los triunfadores de la categoría es el BK Bolsa España 2, de Gesbankinter, que se encuentra en el segundo puesto del ránking en 2008 y encabeza el listado de los más rentables a tres años. La estrategia de este producto consiste en invertir en valores de bolsa española con un alto potencial de crecimiento, elevada liquidez y solvencia, pudiendo destinar el resto a deuda pública. A cierre de octubre, el porcentaje de liquidez ascendía al 22,36%.



Batir el récord mundial

Muchos fondos españoles también han tenido éxito a la hora de medirse con los mercados más allá de nuestras fronteras. Dentro de la categoría de fondos de renta variable internacional, el porcentaje de éxito fue similar al de los fondos de bolsa española. De los 391 productos con un historial superior a un año que comprende la categoría, hasta 241 lograron batir al MSCI World, uno de los principales índices de referencia de la bolsa global.



Además, la caída media de los productos de esta categoría a pocos días para el cierre del año era del 41,68%, mientras que el índice se ha dejado dos puntos porcentuales más de caída en 2008.



El fondo líder en rentabilidad en el año ha sido el Interdín Global Bolsas, que ha conseguido caer apenas un 10,66% colocando el 100% de su cartera en activos de deuda pública. Este margen de maniobra es característico de los fondos globales, que suelen tener menos limitaciones en cuanto al porcentaje que deben dedicar a activos distintos de la renta variable.



Otro producto a destacar es el DWS Funds Performance de la gestora del banco alemán Deutsche Bank. Este producto no sólo ha conseguido frenar la caída hasta el 12,36%, sino que además es el único de la categoría que ha logrado arrojar una rentabilidad positiva en los últimos tres años, ganando un 2,58%. El fondo de DWS también ha maximizado sus posiciones en renta fija (que alcanzaban un tercio de la cartera a cierre de junio) y, particularmente, en deuda pública. El producto cuenta con una cartera bastante repartida desde un punto de vista geográfico, aunque con preferencia por las economías occidentales. A cierre de junio, los activos de EEUU y la zona euro suponían la mitad de la cartera, mientras que los valores japoneses sumaban el 15%.





Estados Unidos y Europa

Los gestores de fondos de bolsa europea lo han tenido algo más complicado que sus colegas para batir al índice. Sumando los productos de la categoría de acciones europeas y los de acciones zona euro, apenas 183 fondos de los 563 listados pudieron batir al Eurostoxx. La pérdida media de ambas categorías también fue mayor que la experimentada por el índice, del 43,5%. Uno de los fondos que mejor lo hicieron fue el SGAM AI Equisys Eurol. R1. Este producto se centra en compañías de gran capitalización dentro de la zona euro. Su objetivo no es sólo captar el crecimiento del mercado, sino desarrollar una gestión activa que le permita ser menos sensible a las caídas. Una estrategia que parece estar dando sus frutos, ya que el producto de la gestora de Société Générale ha conseguido caer sólo un 13,25% en 2008.



Los responsables de los fondos de renta variable estadounidense también lo han tenido más cuesta arriba para batir al índice. Sólo 130 de los 346 fondos de la categoría perdieron menos que el S&P 500, uno de los principales selectivos de la región. Entre ellos los Eaton Vance Emerald US Value y Eaton Vance Emerald US Growth, de la gestora estadounidense Eaton Vance. Ambos consiguen encabezar el ránking de rentabilidad a uno y tres años.











Lo más leído