Más del 25% de los clientes de banca privada retiraron activos en 2008


Según una encuesta recogida en el último informe anual sobre la riqueza en el mundo realizado por Merrill Lynch y Capgemini, más del 25% de los altos patrimonios retiraron activos de su entidad o dejaron de trabajar con ella en 2008. De acuerdo con este informe, el motivo principal de la huída de los clientes fue la disminución de la confianza en las entidades financieras. Además, muchos optaron por diversificar sus inversiones entre diferentes entidades ante el riego percibido en el sector bancario en la segunda mitad de 2008.



Por otro lado, las entidades también han sufrido en sus cuentas el impacto en la rentabilidad que supone el vuelco de los inversores hacia activos más conservadores, que son los que suelen representar un menor margen para las entidades. Según el informe, activos como la renta fija y el efectivo suponían el 50,3% de las inversiones de los grandes patrimonios en 2008, cuando en 2006 la proporción de este tipo de inversiones suponía apenas el 35%.



En consecuencia, las entidades tuvieron que realizar ajustes presupuestarios (como de plantilla y salariales) para contener los gastos. Aún así, el ratio costes/ingresos ha continuado creciendo en 2008 situándose en el 73,7%, frente al 69,4% en 2006.



Una de las posibles vías de mejora para el sector radica en solucionar los problemas percibidos por los clientes y que no siempre son detectados por asesores y entidades. Por ejemplo, ambos coinciden en que el principal factor de desvinculación es la pérdida de confianza. Pero existe otro tipo de factores, como la ausencia de productos deseados, la insatisfactoria calidad de los extractos y las comisiones de transacción, que preocupan a cerca del 50% de los clientes encuestados y que tan sólo son percibidos como un problema para el 20%-25% de los asesores.



En la otra cara de la moneda, inversores y asesores coinciden en que el elemento de fidelización más relevante es la calidad del servicio. Sin embargo, existen otras variables a las que los clientes encuestados conceden más importancia que la manifestada por los asesores, como es el caso de la capacidad de gestión de riesgos y due dilligence y el acceso y capacidades online.



El número de altos patrimonios, en niveles de 2005

El informe también hace referencia al número de altos patrimonios en el mundo (personas con unos activos de inversión mínimos de un millón de dólares). Esta cifra se redujo un 14,9% en 2008 hasta situarse en 8,6 millones de personas, un nivel inferior al registrado en 2005.



Por otra parte, el patrimonio de estos inversores ha caído un 19,5% hasta los 32,8 billones (españoles) de dólares, si bien los autores del informe pronostican que la cifra remonte hasta los 48,5 millones en 2013.



En España, la caída ha sido aún mayor. El número de personas que se pueden encuadrar en esta categoría es de 127.100, un 20,9% menos que el año anterior. No obstante, España continúa ocupando el puesto 12º en el ranking mundial por número de grandes patrimonios.





Lo más leído