Tags: Banca privada |

Más de la mitad de los inversores admite que no tiene conocimientos financieros


El 52% de los inversores individuales admite que no tienen conocimientos financieros. Ésta es una de las principales conclusiones del informe ‘Ideal Advice’, elaborado por PwC y Caceis, que EFPA España presentó recientemente en la Feria Bolsalia 2011 en Madrid. Este estudio, que se ha elaborado teniendo en cuenta las conclusiones de la encuesta a inversores de PwC y el grupo bancario Caceis en 2010, analiza la situación actual del asesoramiento financiero en Europa y aporta recomendaciones y posibles soluciones para intentar reparar la crisis de confianza que afecta al sector financiero.

El informe ‘Ideal Advice’ establece los tres fundamentos de un asesoramiento financiero de calidad: actuar siempre en el mejor interés del cliente, elevar la transparencia y mejorar el conocimiento financiero de los asesores e inversores. Santiago Satrústegui, vicepresidente de EFPA España; Alberto Constans, director del sector financiero de PwC en Cataluña; y Ana Vázquez, responsable de estructura de fondos de Caceis, fueron los encargados de presentar el informe y debatir sobre el presente y futuro de los profesionales financieros.

Después de la presentación, se celebró una mesa redonda en la que participaron Josep Soler, vicepresidente de EFPA Europa; Carlos Moreno de Tejada, director general de Inversis Banco; Fernando Zunzunegui, abogado de Zunzunegui Securities Lawyer; y José Miguel Maté, consejero delegado de Tressis AV.

Durante la conferencia, los ponentes repasaron las principales conclusiones del informe, que resume cómo debería ser el asesor financiero ideal. En este sentido, el vicepresidente de EFPA Europa, Josep Soler, destacó que “España es de los pocos países de Europa donde a los asesores financieros no se les exige una cualificación profesional”. También hizo hincapié en la baja alfabetización financiera del cliente: “La educación financiera en España no existe. El sector financiero español ha tenido una enorme transformación en los últimos 15 años pero a pesar de este esfuerzo estamos en la cola de Europa.”

Por otra parte, el director del sector financiero de PwC en Cataluña, Alberto Constans, subrayó que, según datos de la encuesta que recoge el informe, “el 61% de los asesores reconocen que establecer el perfil y las necesidades del cliente es fundamental para un buen asesoramiento financiero”. En este sentido, Constans destacó que “las instituciones más eficientes son las que asignan menos clientes a cada asesor”. También hizo referencia a la cualificación de los profesionales del asesoramiento y recordó que en España “no existe ningún requisito para ser asesor financiero”, por lo que abogó por establecer “unas barreras mínimas que garanticen un asesoramiento financiero de calidad”.

En relación a la educación de los inversores, el abogado Fernando Zunzunegui subrayó que la función de un buen asesor financiero es “educar sobre cómo relacionarse con el mercado financiero y enseñar que hay profesionales que les pueden ayudar a acercarse a este mercado de forma más segura”.

José Miguel Maté, consejero delegado de Tressis, centró su intervención en el futuro de la regulación del sector del asesoramiento y aseguró que “si los que participamos en este sector no somos capaces de autorregularnos, vendrán los órganos supervisores y ellos se encargarán de supervisar la profesión”.

Entender las necesidades del inversor

Un buen asesor financiero, antes de recomendar cualquier producto, debe comprender las circunstancias específicas, requisitos, necesidades y objetivos del cliente. Hoy en día existen algunas barreras que dificultan que los asesores consigan un nivel de entendimiento bueno y eficaz. Según el estudio, estas barreras son principalmente que el marco regulatorio no se aplique sistemáticamente a todos los productos y la falta de regulación mediante un código de conducta exhaustivo y vinculante.

En este sentido, el informe concluye que para mejorar la calidad del asesoramiento financiero son necesarias tres fuerzas principales de cambio: la autorregulación de la industria, la regulación prudente y la formación. “Hacen falta unos compromisos claros por parte de los protagonistas del mercado de que actuarán en el mejor interés de sus clientes”, asegura este informe. Constans coincide en que “es necesaria la homogeneización de la regulación europea para todos los productos de inversión”.

Mejorar la formación financiera

Una de las recomendaciones que recoge el informe es la mejora del conocimiento financiero de asesores e inversores. PwC, Caceis y EFPA apuestan por un programa educativo financiero en toda Europa en el colegio y la universidad, así como que asociaciones y creadores de producto provean de material educativo al inversor. En cuanto a la formación de los asesores financieros, el informe recomienda que los esfuerzos se concentren en establecer un mínimo estándar de formación y educación antes de que una persona pueda ser acreditada como asesor financiero. Por otra parte, también se recoge la necesidad de la educación continua: los asesores deberían cursar un número determinado de horas de formación al año para conservar su licencia.

Por último, para la mejora del asesoramiento financiero es clave aumentar los niveles de transparencia actuales. En muchas ocasiones los inversores no entienden los productos o no conocen los detalles de las comisiones que se le cobran. El 73% de los encuestados considera como un aspecto relevante en el momento de realizar una inversión que exista un nivel elevado de transparencia, pues supone un factor crítico a la hora de invertir o no en el producto.

El informe recomienda proporcionar información fácil de entender al inversor, libre de jerga o tecnicismos, que les garantice un conocimiento claro sobre en qué está invirtiendo, los riesgos del producto, el precio y la imparcialidad del asesoramiento.

 

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído