Más de 600 millones de beneficio para el negocio de gestión de Morgan Stanley de enero a marzo


El negocio de gestión de Morgan Stanley en el primer trimestre del año registró un beneficio neto de 626 millones de dólares y positivos flujos de 1.400 millones de dólares de enero a marzo, periodo en el que el banco completó la reestructuración de la firma de su propiedad FrontPoint Partners LLC.

 

 

En este contexto, los activos bajo gestión a finales del trimestre eran de 284.000 millones de dólares, más de un 8% por encima de los 262.000 millones del año anterior, un aumento que refleja la apreciación del mercado y también los flujos de los clientes sobre todo hacia los fondos líquidos. Además, el negocio registró entradas netas récord de 1.400 millones de dólares, frente a salidas de 6.800 millones de dólares registradas en los primeros tres meses de 2010.

Así, en su actividad de gestión, Morgan Stanley reportó ingresos antes de impuestos de operaciones continuas por valor de 127 millones de dólares, menos de los 174 millones del año pasado; incluyendo ganancias de 42 millones de dólares frente a 119 del año anterior relacionadas con inversiones mantenidas por fondos inmobiliarios. También los ingresos netos, de 626 millones de dólares, fueron menores que los 653 millones de un año antes y que los más de 800 del trimestre anterior debido a que los mejores resultados en el negocio de gestión tradicional se vieron deslucidos por las menores ganancias en las inversiones inmobiliarias. Los gastos de compensación de 255 millones fueron menores a los 275 de un año antes.

Por su parte, el negocio de banca privada de Morgan Stanley (Global Wealth Management Group) dejó ingresos netos de 3.400 millones de dólares en el trimestre, con activos de los clientes sumando ya 1,7 billones de dólares. Los activos netos nuevos en el trimestre fueron de 11.400 millones de dólares. El ingreso antes de impuestos fue de 348 millones, mayor al de 278 millones de un año antes.

En total, Morgan Stanley registró ingresos netos de 7.600 millones de dólares frente a los 9.100 millones de un año antes, incluyendo la pérdida de 655 millones en su joint venture japonesa.

Lo más leído