Más de 500 inversores se posicionaron en Mirabaud Fixed Maturity 2025 tras solo cinco días de comercialización


TRIBUNA de Elena Villalba, directora general de Mirabaud Asset Management para España, Portugal y Latinoamérica. Comentario patrocinado por Mirabaud AM.

El pasado 25 de octubre lanzamos Mirabaud Emerging Market Fixed Maturity 2025 denominado en euros. Solo cinco días después de su lanzamiento ya había captado la atención de más de 500 inversores, lo que hace que el fondo sea traspasable. El periodo de comercialización finaliza el próximo 25 de noviembre y está disponible en todas las plataformas.

A través de un enfoque buy and hold, la estrategia se construye sobre las mejores ideas de inversión en deuda emergente, emitida por más de 50 emisores y 30 países diferentes; es, además, un fondo muy diversificado en cuanto a tipología de bonos: corporativos (54%), soberanos (27%) y cuasisoberanos (19%). Con estas características, y el magnífico momento por el que atraviesan los mercados emergentes, contamos para el nuevo fondo con una TIR bruta estimada del 3,8% y un cupón estimado del 4% en euros tras descontar los costes de cobertura estimados. La calidad crediticia de la cartera será de BB-.

Existen distintas ventajas invirtiendo con un enfoque buy and hold a vencimiento fijo, una de ellas es que se reducen los costes por operaciones comparado con los de los bonos individuales y los fondos tradicionales. Por otro lado, casi eliminamos el riesgo de liquidez que, a día de hoy, es un factor que está teniendo un efecto considerable tanto en el retorno como en el riesgo. Es interesante también tener en cuenta que el vencimiento medio de la cartera es de 4,7 años, lo que se traduce en una duración de 3,7 años; un período que no es demasiado corto y que, en el momento actual, consideramos como punto ideal para invertir en deuda emergente.

La distribución del fondo está disponible en clase de reparto y en clase de acumulación, con los siguientes ISIN dependiendo del perfil inversor: A (clase retail), N (clase limpia), I (clase Institucional)

  • Mirabaud - Emerging Market 2025 Fixed Maturity Euro A cap. EUR LU2051644214
  • Mirabaud - Emerging Market 2025 Fixed Maturity Euro A dist. EUR LU2051644305
  • Mirabaud - Emerging Market 2025 Fixed Maturity Euro N cap. EUR LU2051644644
  • Mirabaud - Emerging Market 2025 Fixed Maturity Euro N dist. EUR LU2051644727
  • Mirabaud - Emerging Market 2025 Fixed Maturity Euro I cap. EUR LU2051644487
  • Mirabaud - Emerging Market 2025 Fixed Maturity Euro I dist. EUR LU2051644560

A nivel macro, las economías emergentes siguen manteniendo un ritmo de crecimiento interesante, y según publicaba el FMI a principios de año, el diferencial de crecimiento entre países emergentes y desarrollados seguirá ampliándose. El crecimiento de los últimos 20 años ha sido realmente espectacular, situando su participación al crecimiento del PIB mundial entorno al 60%, y con perspectivas de seguir incrementándose. Los países emergentes ya no son un nicho, son una parte cada vez más grande del mundo.  El crecimiento de la deuda emergente es el reflejo real del crecimiento económico y, mientras este crecimiento continúe, la deuda emergente seguirá avanzando. Además, en estos países, el crecimiento económico todavía es mucho mayor que el crecimiento de la deuda, y esto hace que la solvencia y los riesgos de crédito, de media, sigan siendo bastante bajos.

Al configurar nuestras carteras de deuda emergente, en Mirabaud defendemos, como siempre hemos hecho, una gestión de convicción.  En un momento en el que los tipos de interés están en caída libre y los expertos avanzan una preocupante desaceleración de la economía mundial, la deuda emergente se perfila como uno de los vehículos con mayor potencial. Su capacidad para ofrecer retornos atractivos y baja volatilidad son un gran aliciente para inversores con visión a medio y largo plazo, y una vía clara de aprovechar las oportunidades existentes y obtener el máximo rendimiento.

Profesionales
Empresas

Lo más leído