Más de 1.000 fondos no alcanzan los 10 millones de euros de patrimonio


Los fondos de inversión se presuponen vehículos de inversión colectiva, pero cuando el patrimonio de los mismos es muy bajo pasan a convertirse en casi carteras privadas. Esto está ocurriendo precisamente en España actualmente, donde a la pérdida de valor de los activos se unen los reembolsos masivos, con lo que muchos fondos se están quedando con un tamaño raquítico.



A finales de octubre, había más de 1.000 fondos en España con un patrimonio que no alcanza los diez millones de euros, según datos de Inverco y que este mes publica Funds People. Si se eleva el listón hasta los 50 millones de euros, el número de fondos españoles que no consiguen alcanzar esta barrera es de 2.135 productos, lo que supone tres de cada cuatro productos gestionados en España.



Resulta llamativo que sólo se encuentren 344 productos con patrimonios que alcanzan los 100 millones de euros. Esto supone poco más del 10% de la oferta local de fondos de inversión. Estos cien millones de euros es una cifra que muchos consideran mínima para comenzar a aprovechar las economías de escala en los productos de inversión colectiva.



Para muchos expertos, la dificultad para vender los fondos en la actual crisis del mercado, junto a los problemas para gestionar productos con un patrimonio tan reducido, van a llevar a una fuerte remodelación de las ofertas de productos de las entidades. Una situación que ya se empieza a ver, pero que se intensificará en 2009, con la reorganización de las gamas de productos, reduciendo la oferta, mediante la eliminación de fondos o fusionando varios productos en uno sólo. El objetivo es volver a los productos más básicos de renta fija, mixtos y variables, eliminando gamas sectoriales y más especializadas que se habían creado en los últimos años. A la reordenación de la gama va a ayudar también la aparición de los compartimentos y las clases de acciones que previsiblemente se podrán lanzar desde enero de 2009.



En 2008 ya se está notando esta tendencia. Si en los últimos años, el número de productos que tuvieron que liquidarse o sufrieron un proceso de integración con otros fondos, sin contar los garantizados, había rondado los 50 ó 60, en los diez primeros meses de este año la cifra se disparó al doble, hasta los 108 fondos. Incluyendo los garantizados, cerca de 140 fondos han desaparecido en los nueve primeros meses de 2008.



Lo más leído