Tags: ETF |

Más allá de la indexación alternative beta


TRIBUNA de Pedro Coelho, director de UBS ETF para España. Comentario patrocinado por UBS AM.

A medida que la inversión en índices ha ido creciendo, los clientes demandan cada vez más que los activos de los índices trabajen de manera más efectiva para ellos. Esto puede conllevar que se incorporen a las carteras criterios de Responsabilidad Social Corporativa (ESG, por sus siglas en inglés) o de riesgo, junto con una búsqueda de valor añadido a través  de índices de alternative (smart) beta.

De hecho, los inversores tratan de obtener mejores rendimientos que los índices de referencia de capitalización de mercado capturando primas como el value, la quality, el momentum u otros. Nuestros equipos han desarrollado un modelo multifactor propio que permite extraer varias primas –denominados catalizadores del rendimiento- que pueden ser capturados por fundamentales y datos del mercado. Estos catalizadores del rendimiento son: valoración, uso del capital, rentabilidad, crecimiento y comportamiento del mercado.

Los procesos de inversión cuantitativos más simples suelen tener el problema de que los catalizadores del rendimiento incluyen componentes específicos (alfa) y sistemáticos (beta). Esto significa que una estrategia de inversión puede mostrar exposición a otros factores de riesgo agregados no deseados, como la exposición al mercado o su tamaño. Sólo mediante la creación de catalizadores de rendimiento depurados que aíslan la exposición de los factores objetivo es posible ofrecer estabilidad en las fuentes de alfa, así como permitir un seguimiento fiable del riesgo. El proceso de depuración debe dar lugar a resultados más consistentes en el tiempo ofreciendo alfa a nuestros clientes en los niveles de riesgo deseados.

Además, también hemos creado nuevos índices. En 2014, analizamos los índices de terceros para seleccionar los índices de referencia de nuestros ETF de factores en Europa. Basándonos en las cuatro claves de nuestro marco analítico, habíamos seleccionado tres factores (value, low volatility y quality) que queríamos capturar a través de los índices. Tras estudiar el mercado de ETF europeo, decidimos lanzar también ETF para capturar el factor yield.

Tras comprobar que las versiones existentes no eran óptimas para nuestros requisitos, colaboramos con MSCI y construimos un nuevo índice de valor (que incluye un análisis de calidad de las compañías para evitar las trampas de valor), un índice ponderado por riesgo modificado y un índice de rentabilidad total al accionista, que incluye los dividendos, la recompra de acciones y el pago de la deuda. En 2015, lanzamos varios ETF de factores regionales capturando el valor, la baja volatilidad, la calidad y la rentabilidad o yield. En 2017, ampliamos la gama lanzando ETF regionales multifactores que replican índices de seis factores, desarrollados en colaboración con MSCI.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído