Tags: Latam |

"Marina Silva puede ser muy buena para Brasil pero su agenda no ha sido muy clara y no hay ninguna garantía"


En su reciente visita a España, Eugene Choi, gestora de clientes senior del equipo de gestión de deuda emergente de Pictet AM, ofreció su visión sobre la deuda de los mercados emergentes como opción de inversión, y dedicó parte de su análisis a Brasil, donde se celebrará este domingo elecciones presidenciales.

La experta inició su conferencia con una reflexión sobre lo que ha sucedido con los países en desarrollo. "En deuda de mercados emergentes, con la facilitación cuantitativa de la Reserva Federal, hubo tal disponibilidad de liquidez que los inversores no discriminaron entre diferentes países. Luego en 2013 y comienzos de este año la liquidación se dio en países que dependen fuertemente de capital externo, sobre todo los “cinco frágiles”· –Brasil, Turquía, Sudáfrica, India e Indonesia-.  Pero ahora es previsible que los inversores se fijen más en fundamentales por país".

Así, desde la gestora observan que la deuda de mercados emergentes, con demanda robusta, se ha recuperado de la debilidad registrada en el 2013 y parte de 2014. Ante este panorama, están convencidos de que los inversores se pueden beneficiar de una exposición controlada a la deuda emergente. De hecho, indican que "hay valor en el diferencial de rentabilidad a vencimiento respecto a bonos del Tesoro de EEUU y no hay señales de la tradicional correlación entre crecimiento global y aumento de rentabilidad". 

En el caso particular de Brasil, Choi señala que la rentabilidad total este año hasta agosto ha llegado a ser del 17% en moneda local y del 10,7% en moneda fuerte. "Pero las próximas elecciones presidenciales son importantes y añaden incertidumbre. De hecho hemos reducido el peso de su deuda en moneda local desde junio. Hay que tener en cuenta que los precios se han mostrado muy dependientes, de manera inversamente proporcional, de la popularidad de Dilma Rousseff.  Pero las encuestas no son determinantes todavía", apunta la gestora. 

Por ello, Eugene Choi indica que "para hacernos una idea más clara hay que esperar al menos a la primera vuelta de las elecciones. Marina Silva puede ser muy buena para Brasil pero su agenda no ha sido muy clara y no hay ninguna garantía". Pase lo que pase, la experta recuerda de que Brasil es un país que "muestra escaso crecimiento, con elevada inflación y déficit por cuenta corriente -menor que en 2013, pero todavía muy elevado-.  El país ha llevado a cabo aproximadamente 60% de las reformas económicas recomendadas por la OCDE, pero se trata de las más fáciles de acometer". 

En cuanto a la exposición que la propia gestora tiene a Brasil, Choi indica que "tenemos una posición a la baja en real brasileño, aunque en menor grado que en rand de Sudáfrica. Por otra parte el bono de Brasil cuenta con un cupón que es muy alto -de doble dígito- y en algunas ocasiones es muy difícil salirse de la deuda de un país como éste, que tanto peso tiene en el índice".

Lo más leído