Mariano Sanz-Bustillo: “No tenemos necesidad de hacer prisionero al cliente ni de hacer campañas”


“No tenemos prisa, no tenemos necesidad de hacer prisionero al cliente y no hacemos campaña de nada”, afirma Mariano Sanz-Bustillo, la última incorporación del equipo de Banca Privada de Renta 4 Banco, liderado por Gonzalo Nebreda. En esta unidad, el banquero privado goza de independencia a la hora de tratar con el cliente, al que, mediante arquitectura abierta, se le hace un “traje a medida” tras saber sus necesidades y su perfil inversor.

Sin embargo, advierte Sanz-Bustillo, “al cliente no se le cambia su perfil inversor”, sino que “se le mantiene y se le respeta”. Para Renta 4 es importante trasladar el optimismo reinante de estos momentos que empuja al inversor hacia una mayor posición pro-riesgo a la realidad. “A veces, le decimos al cliente que piense con cautela. El año es muy largo y va a haber correcciones”, anticipa el nuevo fichaje de la Banca Privada de Renta 4 Banco.

El equipo de Nebreda apostó, como él mismo cuenta, por Sanz-Bustillo “porque tiene experiencia y conocimiento del negocio y del mercado y porque, además, aporta aires nuevos a Renta 4”. La unidad de Banca Privada pretende seguir con su estrategia en dos pasos en 2014: “crecer y seguir manteniendo la alta calidad del servicio, basado en la independencia y en la transparencia”, resume su director. De hecho, en 2013 han incorporado a tres banqueros privados y, en 2014, si los mercados acompañan y la realidad española va a más, pretenden incorporar a otros tantos durante la segunda parte del año, desvela Nebreda.

Sin embargo, el terreno que no van a pisar va a ser el de la lucha de precios por la captación de sicav. “Hay mucha competencia y se está vendiendo muy barato. Nosotros no vamos a entrar en eso. No vamos a bajar los precios para captar, nuestro trabajo tiene un valor. Al cliente se le ofrecerá una sicav cuando sea adecuada para su perfil de inversión”, asevera Nebreda.

El modelo “win-win”

Sanz-Bustillo considera que regulación como MiFID y que el cliente se autoperfile es “completamente necesario”. “Cuando al cliente le explicas la realidad, le puede gustar o no, pero le has dicho la verdad”, explica el banquero privado. De todas formas, “aunque el cliente esté formado y venga mejor informado, así como autoperfilado por su capacidad de asumir riesgo, en ocasiones no sabe, igualmente, qué quiere hacer con su cartera”. Es ese el punto donde entra el modelo “win-win”, un esquema en el que entidad y cliente van de la mano y ambos ganan, contextualiza.

No obstante, a pesar de que este tipo de regulación procedente de la Unión Europea es bien acogida, “podemos correr el riesgo de pasarnos de frenada con tanto trámite burocrático”, deja entrever Nebreda.

Este modelo cada vez está mejor valorado, ya que “la gente está saturada y quiere modos de actuación distintos”, en especial respecto a las entidades de banca privada pertenecientes a grandes grupos bancarios nacionales, puntualiza Sanz-Bustillo. “Mucha gente dice que es independiente y luego es difícil verlo plasmado. Aquí se dice y se hace”, defiende el banquero privado de Renta 4 Banco.

El crecimiento de la Banca Privada de Renta 4 Banco

A la entidad le está llegando el crecimiento en esta unidad desde Madrid, Barcelona, País Vasco, Levante y Aragón, sobre todo. De hecho, hace una semanas abrió una nueva oficina inteligente en la calle Serrano de Madrid, movimiento que repetirá en breves en Barcelona.

Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído