María Díaz-Morera (EDM): “Algunos inversores institucionales nos ven como complemento a los ETF”


En un contexto de mercado donde las entidades y los inversores se debaten entre apostar por la gestión activa (más probabilidad de batir a los índices, aunque mayores costes) o la gestión pasiva (menores costes por el mero hecho de replicar índices), EDM Asset Management asume su rol dentro de la industria de forma natural. “Algunos inversores institucionales nos ven como complemento a los ETF”, asegura María Díaz-Morera, socia y directora de la boutique, en una entrevista para Funds People.

La compañía gestiona más de 3.400 millones de euros en total y cuenta con un cliente medio con entre cinco y 15 millones en cartera. Entre los clientes institucionales que han apostado por sus fondos, hay planes de pensiones, bancas privadas, family offices internacionales y aseguradoras. No obstante, uno de los retos que se marca la boutique barcelonesa es entrar en las carteras de grandes endowments y fondos soberanos, “uno de los grandes saltos a los que toda gestora aspira”, reconoce Adolfo Monclús, director de Negocio Institucional.

La gestora tiene un claro sesgo hacia la renta variable (el 65% de su patrimonio está concentrado en acciones), hacia Europa (con un protagonismo prácticamente idéntico de las blue chips y las small & mid caps) y hacia el estilo de inversión blend (a caballo entre el value y el growth). Lo pone de manifiesto la distribución de su equipo de gestión, liderado por Ricard Vidal, director de Inversiones, y el propio Monclús. De sus 13 gestores, una decena están especializados en renta variable. Además del EDM Inversión, su fondo bandera, destacan fondos como el EDM Strategy (acciones europeas) y el EDM Latin American Equity (acciones latinoamericanas).

La famosa estrategia de renta variable española de EDM está inmersa en un plan de transición en torno a sus gestores responsables. Joan Grau es gestor del fondo desde su fundación en 1987. En 2014, Vidal y Albert Fayos, que ya eran gestores de la boutique anteriormente, comenzaron a cogestionarlo junto a Grau. De esta forma, la transición se está llevando a cabo de forma ordenada en el medio plazo. En la actualidad, las dos versiones del producto (la española EDM Inversión y la luxemburguesa EDM Spanish Equity, bajo estructura de master-feeder) atesoran en conjunto cerca de 600 millones en activos, una estrategia que supone casi una quinta parte (un 17,4%) del patrimonio total de la compañía.

Renta fija y alcance internacional

Sin embargo, EDM nunca ha dejado de lado la renta fija, donde también ha obtenido buenos resultados. En la parte de deuda, tiene exposición a crédito investment grade, algo de deuda pública soberana y en torno a un tercio de crédito high yield. De este lado, sobresalen fondos como el EDM Ahorro o el EDM Renta.

Otro de los retos del grupo es ampliar su base de clientes internacionales. Está presente en Europa (Suiza, Francia, Reino Unido y Finlandia) y en Latam (México, Chile, Miami y Perú). En ese sentido, uno de sus últimos pasos ha sido abrir la vía de la Europa Central, captando clientes en Alemania, Austria y Liechtenstein, detallan Díaz-Morera y Monclús.

Profesionales
Productos
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído