David Ardura (Gesconsult): “Seguimos una línea continuista, con trabajo de análisis y, sobre todo, con trabajo de equipo”


Gesconsult comienza una nueva etapa de gestión. Su equipo de analistas y gestores se ha recompuesto: algunos profesionales que ya estaban en la casa han pasado a primera línea de batalla -como Gonzalo Sánchez y Lucas Maruri-, otros se acaban de incorporar al proyecto -caso de María Cebollero- y el grupo tiene desde ahora un nuevo director de Gestión, David Ardura, hasta la fecha subdirector. Sin embargo, esta reordenación de gestores no ha cambiado el espíritu de la boutique española. “Seguimos una línea continuista, con trabajo de análisis y, sobre todo, con trabajo de equipo. Para nosotros, es vital entender los activos que compramos y también la visión macro”, un punto este último en el que se apoyan en asesores externos particulares e institucionales, explica Ardura.

En un momento en el que la industria tiende a simplificar su visión sobre los estilos de inversión predominantes, con el value investing y la gestión pasiva en los extremos, Gesconsult se ancla conscientemente en el medio. Su valor añadido es la gestión activa y flexible. “En comprar cosas por debajo de lo que valen, creemos todo el mercado. Otra cosa es cómo te aproximas al valor”, indica su director de Gestión, sabedor de la importancia que tiene la macroeconomía para las decisiones sobre una gama de fondos que incluye productos mixtos, de renta variable y de renta fija. “Tenemos mucho peso en fondos mixtos [el Gesconsult León Valores Mixto Flexible es la referencia] y todo está relacionado. Si van a subir los tipos, no tiene sentido tener mucha duración y bancos a la vez”, ejemplifica Ardura, que rehúye de las etiquetas que autoimpone el mercado.

Su compañero Sánchez hace gala de este pragmatismo. En el Gesconsult Renta Variable, la principal posición es Cie Automotive, con más de un 7% de peso. “Es un ejemplo de crecimiento”, aclara, en contraposición al value. “¿Cómo no vamos a creernos ese crecimiento si, además, la compañía tiene un equipo directivo muy bueno y está ahora en un sector con buenas perspectivas?”, se pregunta el gestor.

Hoy en día, los 700 millones de euros en activos que gestiona la boutique se reparten en un 50% fondos de renta fija, en un 31% fondos mixtos y en un 19% fondos de renta variable. Es en el terreno de las acciones donde mayor foco está poniendo y seguirá poniendo la firma, un nicho donde cuentan con un fondo Consistentes Funds People, el Gesconsult Renta Variable (de bolsa ibérica), y en el que han apuntalado sus capacidades en acciones europeas con la llegada de Cebollero. La gestora, que lleva pocas semanas en la casa, sin embargo ya ha tenido tiempo para hacerse una idea clara del estado de las carteras en cuanto a renta variable europea. “Tenemos que perfilar los fondos, no reestructurarlos”, considera. Sobre el Gesconsult Crecimiento Eurozona, exponente de este activo, cree que “el fondo está muy bien estructurado y todas las compañías están muy bien pensadas”, de ahí la no necesidad de cambiar por cambiar, sino más bien de reajustar conforme sea el momento.

Posicionamiento en renta variable y renta fija

Tanto el Gesconsult Crecimiento Eurozona como el Gesconsult Renta Variable están posicionados hacia la recuperación económica y el consumo cíclico. En el primero, destacan sectores como bancos y aseguradoras, industriales y autos. En el segundo, aparecen nombres como Cie Automotive, Iberpapel, Talgo, CAF o Meliá, y con la corrección bursátil de febrero derivada de Estados Unidos, se triplicó la posición en Gestamp y se construyó una nueva posición en Navigator, entre otras decisiones.

Como primer ejercicio de perfilamiento en estos fondos, en el Gesconsult Renta Variable se ha ampliado la capacidad para invertir fuera de España (principalmente en Portugal, cuyo cupo máximo asciende del 10% al 30% por folleto) y, en cartera, se ha eliminado toda exposición a BBVA, ya que prefieren a Santander gracias al tirón de Brasil y la integración positiva de Popular, apunta Sánchez.

Donde se mantiene estable el posicionamiento es en los fondos de renta fija. En el Gesconsult Corto Plazo, la duración está en 0,5 años, mientras que en el Gesconsult Renta Fija Flexible se encuentra en torno al año. En el segundo, durante el último lustro la duración media ha sido rebajada progresivamente desde los seis años hasta el año. En cuanto al mercado de bonos, Ardura prevé que, “en 2018, Draghi no subirá los tipos oficiales en Europa, aunque sí podrían subir los tramos de la curva de deuda europea fuera del alcance de Draghi”. No obstante, dada la flexibilidad con la que se gestiona la renta fija, especialmente la de largo plazo, la duración media podría establecerse más baja aún si la previsión cambiase, aunque sin llegar a ser tan agresivos como para ponerla en negativo. “Para poner la duración en negativo, tendría que haber un repunte muy alto de la inflación, pero no es nuestro escenario central”, descarta el director de Gestión de Gesconsult.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído